Los españoles inquietos por el “brexit”

Por El Nuevo Diario jueves 16 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, LONDRES.- Con la sanción hoy de la ley del "brexit", con la que se puede activar a partir de ahora el proceso para la salida británica de la Unión Europea (UE), los jóvenes españoles instalados en Londres han admitido no tener "ni idea" de lo que pasará con ellos o si necesitarán visado para trabajar.

Más de 130.000 españoles residen en el Reino Unido, muchos de ellos afincados en la capital británica, a donde se trasladaron en busca de oportunidades laborales que en España no encontraban, pero que ahora se preguntan qué ocurrirá con ellos y con las nuevas generaciones que hubieran querido seguir sus pasos.

Este es el caso de Begoña Chico, arquitecto que tuvo que buscarse la vida fuera porque "en España era muy complicado encontrar un trabajo digno", y que aseguró a Efe no tener "ni idea" de lo que va a ocurrir con su futuro laboral "a largo plazo".

La joven, de 25 años, reveló que el estudio de arquitectura en el que trabaja solo hace contratos de tres meses tras el "brexit" porque tienen "miedo" de que se frene la inversión en la capital y con ello se paralicen las obras en las que están involucrados.

"No se atreven a contratarte más tiempo cuando no saben si de pronto se les van a caer tres obras en un año", explicó Chico, que contó que más de 30 empleados extranjeros se encuentran en su misma situación y que todos ellos sienten "incertidumbre" por lo que pueda pasar cuando el "brexit" se haga efectivo.

Lo mismo le ocurre a Lorenzo Rubio, ingeniero de caminos y trabajador en una constructora española, que reveló a Efe que en su compañía han ido aún más lejos y han dejado radicalmente de contratar a extranjeros después de que ganara el "sí" en el referéndum del pasado 23 de junio.

"Antes, el 90 % de la plantilla eran extranjeros y el 10 % británicos, y ahora quieren darle la vuelta", afirmó el madrileño, que explicó que lo hacen porque, "como no saben lo que va a pasar, si van a tener que pagar por un visado para el empleado europeo o lo que sea, contratando solo británicos se quitan ese problema".

Nicolás de Luis es otro ejemplo de la "fuga de cerebros" de españoles hacia Londres, adonde se mudó después de licenciarse y de haber hecho un máster, al no encontrar en España ningún trabajo que le convenciese.

El joven, que trabaja en una empresa emergente desde hace más de un año, contó a Efe que en un principio ni contemplaba que pudiera ganar el "brexit" porque confiaba en que prevaleciera "el sentido común".

Pese a que sostiene que en su "día a día" aún no ha notado sus consecuencias, repitió la palabra más extendida entre los españoles en su misma situación: "incertidumbre".

La misma que siente Marta García-Obregón, estudiante de un máster en Historia del Arte en una prestigiosa universidad londinense y a quien su buena formación no cree que le vaya a garantizar un puesto de trabajo en Reino Unido.

"Me asusta el ‘brexit’ no porque crea que va a faltar trabajo, sino por las trabas que puedan poner a las empresas para contratar a gente de la Unión Europea", manifestó.

Aunque existen voces más optimistas, como la de Claudia Fernández, a quien, lejos de frenarle el "sí" en el referéndum del 23 de junio, le animó a tomar las maletas.

"Pensé que era el momento de venir, porque una vez se hiciera efectiva la salida ya iba a ser más complicado".

Y su experiencia se lo ha confirmado ya que encontró trabajo a los pocos meses de llegar y en su empresa no le pusieron ningún impedimento por ser española.

Una suerte que no cree que vayan a correr los europeos que vengan cuando el Reino Unido esté fuera del bloque comunitario.

"En mi empresa me han dicho que en ese momento sí creen que van a tener más problemas a la hora de contratar".

Apple Store Google Play
Continuar