Legisladores alarmados por posible retiro de exoneraciones, amenazan con subirse el sueldo

Por Ling Almánzar lunes 25 de octubre, 2021

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Solo por exoneraciones legislativas el Estado ha dejado de percibir, en los últimos once años, más de 2 mil 600 millones de pesos en impuestos, lo que para algunos constituye un privilegio irritante.

Algunos congresistas se han alarmado y han reaccionado escandalizados ante la propuesta de quitarles las exoneraciones. Su irritación es tal que, si les retiran las exoneraciones, amenazan con subirse los salarios. Nadie podría impedirlo: son ellos los que aprueban el Presupuesto y pudieran hacerse el aumento. Legislarían en beneficio propio.

Su argumento es que otros sectores reciben exoneraciones: el Poder Judicial, la Procuraduría General de la República, etc. Por esto exigen que sean eliminadas todas las exoneraciones, no solo las de ellos.

Además, alegan que para ganar la curul tuvieron que enredarse en compromisos financieros que ahora deben saldar.

El trámite funciona así: en su cuatrenio, diputados y senadores reciben dos exoneraciones para importar vehículos libres de tributos. La mayoría vende esas exoneraciones, pero no se atreven a revelar la identidad de los compradores: se muestran tímidos y parcos al referirse al tema. En realidad no les gusta hablar de eso.

Para utilizar sus exoneraciones los legisladores deben hacer la solicitud correspondiente en el Congreso, que envía la cuestión al Ministerio de Hacienda y este, a su vez, la manda a la DGA, con la orden ya refrendada. Cuando los vehículos son traídos y se liberan en Aduanas, es cuando se les aplica la exoneración correspondiente, en función de estimaciones que incluyen la tasa de cambio.

Las negociaciones a veces se tornan oscuras y turbias. Por ejemplo, hay casos de legisladores cuyas exoneraciones aparecen a nombre de otros en la Dirección General de Aduanas, y ellos mismos no saben -o al menos eso dicen- qué pasó. En todo caso, los vehículos van a parar a manos de amigos, relacionados o negociantes.

Según Diario Libre, el sacrificio ha sido de RD$2,649,859,207.26 millones en gravámenes, entre 2011 y 2021, ya que en ese mismo periodo fueron importados 1,148 vehículos, cuyos valores extranjeros ascienden a US$132,964,375.

Los vehículos exonerados son en gran parte marcas de lujo: Mercedes-Benz, Lexus, Land Rover, Ferrari, Rolls-Royce, Lamborghini, McLaren, Porsche. Estos modelos no son adecuados para viajar de un pueblo al Palacio del Congreso, o para recorrer una provincia o comarca rural. También hay yipetas, guaguas y otros de manor cuantía.

Ahora mismo solo se permite traer vehículos de cinco años o menos de fabricación, así como camiones comerciales con 15 o menos años de fabricación. Para sacarlos de Aduanas, el importador debe pagar el 20 % del valor vehicular, además del 18 % de ITEBIS.-

Apple Store Google Play
Continuar