Las épocas, la Revolución Cubana y las trampas del imperio

Por Ramón Antonio Veras

Introducción

 Para comprender este escrito, el lector debe retener: a) Las épocas y su sentido político; b) los acontecimientos en distintas épocas y, c) La incidencia de la Revolución Cubana en esta época con sus ideas renovadoras.

 I.- Las épocas en la lucha social y política de los pueblos por su liberación

 1.- Para darnos cuenta de la importancia de las épocas en el accionar político, basta con saber que “las épocas revolucionarias significan siempre una enorme aceleración del desarrollo social”.

2.- En las épocas revolucionarias, las amplias masas del pueblo, que hasta entonces se mantenían al margen de la vida política, se elevan a la lucha consciente.

3.- Las épocas, como períodos prolongados en el desarrollo de la sociedad humana, están marcadas por acontecimientos de significación y procesos sociales con rasgos característicos.

4.- Carlos Marx, llegó al socialismo científico, en su época analizando la Revolución Francesa, la filosofía alemana y la economía inglesa. La composición   de estos sucesos hizo posible que comprendiera el desarrollo de la sociedad en la vida de los pueblos.

5.- En los últimos años, hechos de singular relevancia en la historia del avance de las ideas políticas, han sido la Revolución de Octubre, en Rusia, 1917, la Revolución China, 1949 y la Revolución Cubana, 1959, en América Latina y el Caribe.

6.- Luego de triunfar el movimiento obrero y campesino en Rusia, en el mundo surgió el socialismo como alternativa del sistema capitalista, que era solo, único en el planeta tierra.

II.- La Revolución Cubana, como faro de luz, iluminó la mente de los latinoamericanos y caribeños

7.- La Revolución Cubana, al momento de triunfar, fue el hecho de más grande trascendencia social en toda la historia política de los pueblos latinoamericanos y caribeños.

8.- El proceso revolucionario que se inició con la triunfante Revolución Cubana, marcó un antes y un después en el pensamiento político de nuestros pueblos, además de imprimirle el sello del socialismo al conjunto de las fases de ese fenómeno social de carácter revolucionario.

9.- El hecho de que desde el poder del Estado por primera vez el socialismo se expresó en idioma español, además de contar con Fidel Castro, el líder de más carisma en su momento, esto hizo de la Revolución Cubana, una luz potente, guía moral e intelectual de las masas populares, sin distinguir entre las mentes más lúcidas o torpes.

10.- La Revolución Cubana demostró que el rasgo principal de nuestra época consiste en que el sistema socialista mundial se va convirtiendo en el factor decisivo del desarrollo de la sociedad humana, como se hizo constar en la Declaración de Moscú de 1960.

III.- Con la Revolución Cubana, comenzamos a aprender las trampas ideológicas del imperio. Algunos ejemplos

11.- Las explicaciones que hemos dado en los párrafos anteriores, señalando la incidencia de acontecimientos que en distintas épocas han servido para cambiar el mundo, es con la finalidad de explicar que hoy, en pleno siglo XXI, fue después de la Revolución Cubana que comenzamos a aprender lo que son las maniobras del imperio para engañar a los pueblos por medio de las trampas ideológicas y la manipulación.

12.- Toda persona de buenos sentimientos y con sano juicio, tiene justos motivos para sospechar que algo oscuro se mueve contra la voluntad de su pueblo, cuando coinciden opinando el imperio, Luis Almagro, la OEA, la Unión Europea, Vargas Llosa, Amnistía Internacional, y otras organizaciones y persona físicas de igual pelaje.

13.- Una determinada organización española, que le otorga un premio a un anodino intelectual cubano, venezolano o nicaragüense, hay que tener como de fachada a la que concede el premio, y al galardonado como quinta columna aliada al imperio.

14.- La reiteración de cables internacionales de prensa, presentando como líder político a un sin brillo fulano de tal, hay que imaginar conjeturas fundadas de que es un descolorido a quien el imperio, como a un Juan Guaidó cualquiera, quiere ponerlo a descollar.

15.- Cuantas veces una ONG emite un documento identificándose con la línea política del imperio, hay que ponerlo en duda, rodearlo de incertidumbre y cargado de plena perplejidad.  Muchos organismos sin fines de lucros, deben su existencia a recursos económicos aportados por el imperio para que hagan de caja de resonancia.

16.- Amnistía Internacional, la mayor parte de las veces que  se pronuncia respecto a los derechos humanos, debe llamar a justificada suspicacia, porque esta organización  la utiliza el imperio para que se manifieste  contra gobiernos   que no son   de su agrado, verbigracia Cuba, Venezuela y Nicaragua.

17.- Al igual que Amnistía Internacional, el imperio cuenta con decenas de organizaciones de fachada, las cuales usa para pisarles los pies, darles golpes ideológicos al socialismo real y a gobiernos adversos. Recordemos a Lech Walesa, con su aparato Solidaridad.

18.- El ciudadano o la ciudadana que no quiere caer víctima de la trampa ideológica imperial, debe mantenerse bajo estado de presunción cuando lee lo dicho por Mario Vargas Llosa; sospechar mal olor en la opinión de Luis Almagro; olfatear falsedad en las opiniones de la OEA, y tomar con pinzas, suponer mal juicio el de la generalidad de las ONG   pagadas por el imperio.

19.- En el mundo de hoy, en el cual una agencia de prensa internacional ejerce más poder para torcer mentes y voluntades sanas que todo el arsenal de la OTAN, el hombre o la mujer que no tiene su cabeza bien amueblada y su reloj ideológico en hora, con facilidad cae en ser una persona de pensamiento entumecido.

Por: Ramón Antonio Veras

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar