La muerte de Darío Gómez y el Congreso de la República

Por Francisco Rafael Guzmán

En el Listín Diario del viernes 10 de diciembre del 2021, en la página 8, se reseñan unas declaraciones de Celeste Gómez, hermana del exsenador Darío Gómez Martínez y de su madre, Celeste reemplazaría a su hermano en el curul tras la muerte de este. Darío Gómez fue baleado sorpresivamente en el Santo Domingo Oriental, en la urbanización Vista Hermosa, mientras visitaba la residencia de un compañero de partido (PRD), el 11 de diciembre del 2001, pero falleció el 14 de diciembre de ese año. Es importante notar que todos los atacantes supuestamente cumplían condena, pero según parece un poder importante se valió de ellos y los ocupu en asesinarlo, simulando que se trata de un asalto o intento de asalto. En el supuesto intento de asalto también resultaría herido su chofer.

Ese hecho pareció muy audaz por parte de quienes lo cometieron hace 20 años, pero hoy día no sería tan extraño, ya se han venido produciendo muchos asesinatos violentos, aunque no necesariamente en escenarios parecidos, pero si contra personas de mucho prestigio como lo fue en un año más reciente el asesinato del ex rector de la UASD Mateo Aquino Febrillet.

En el caso de Darío Gómez, al parecer para ocultar la trama y enmadejarlo, buscando ocultar a los que urdieron el plan de asesinarlo, asesinaron a los atacantes o ejecutores para que no delataran a los verdaderos responsables de tan abyecto crimen. Ahora bien, no solo se conformaron con acabar con las vidas de esos delincuentes de cuello azul que segaron la vida de Gómez, para pretender que el crimen se constituyera en un enigma y no fueran sancionados los poderosos envueltos en el mismo, sino que también acabaron con la vida de Carlos Evertsz Fournier, quien se puso a decir que le habían propuesto que participara en la ejecución de ese crimen. Por hablar matarían a este último o por haberse negado a participar en el mismo, mientras esperaba abordar un vehículo de transporte público en Santiago.

Yo recuerdo que en un momento en que estaban dando un reportaje por una emisora de radio sobre el hecho cuando ocurrió, siendo yo parte del equipo que promovía la candidatura a rector de la UASD de Porfirio García F., fue en ese momento en el cual abordaba un vehículo junto a uno de los actuales vicedecanos. Ese académico que es ahora vicedecano dijo: Ojalá que esto no resulte un lio de macos y cacatas. No divulgo el nombre del vicedecano, aunque me parece que nada tiene que ver, pero para evitar malas interpretaciones.

La familia del exsenador Gómez insiste en que los autores intelectuales faltan por ser señalados. ¿Por qué matarían al ex senador Gómez? Bueno, al parecer era partidario de que se aprobara una ley contra el narcotráfico. Sin embargo, faltaría saber si hay o habían legisladores que por algún motivo no estaban interesados en que se aprobara esa ley o no estaban de acuerdo con los matices del rol asumido por Darío Gómez Martínez al ocupar la función o curul de senador. Lamentablemente, no somos un país con una cultura donde los sujetos sociales se enajenen del chisme, la intriga y la inquina para destruir imágenes de otros sujetos que pueden ser óbices o hándicaps para sus apetencias personales. A veces, se quiere destruir la imagen de quien posiblemente este haciendo las cosas bien. No sé si el Congreso Nacional y sus miembros han sido o son una excepción, respecto a esto último que acabo de decir. No sabría afirmar si ese órgano de la gran corporación que es el Estado dominicano constituye lo que en lenguaje coloquial llaman una hoya de grillos. Tal vez lo ha sido y hasta lo sea.

El reportaje de la información del crimen cometido hace 20 años, incluida las declaraciones de Celeste y la madre de esta y del ex senador asesinado, fue realizado por Yadimir Crespo.  En dicho reportaje se da cuenta de que supuestamente empleados y legisladores del Congreso Nacional supuestamente afirmaron que habían visto (supongo que antes del crimen) rondando por el edificio de dicho poder del Estado. Da cuenta la reseña  de que supuestamente el ex senador Andrés Bautista García reveló en aquellos tiempos que Darío Gómez habría regalado una suma no determinada de dinero a uno de los supuestos asesinos en la mañana del día del crimen. ¿Qué puede significar semejante cosa?

Si es verdad lo que dice el ex senador, que según ha querido dar a entender su fortuna no proviene de actividades ilícitas. Puede ser, no puedo decir que no sea así, como tampoco que sea así, para que hizo eso Darío Gómez. Creía que esos supuestos delincuentes podían no asesinarlos, pero faltaría saber si lo que supuestamente dijo Bautista es la verdad, yo no puedo afirmar si es una verdad o si es una mentira. Si es verdad, nada lograría el ex senador asesinado en el 2001. Si lo dijo y es una mentira lo que dijo sobre tal hecho relacionado con el occiso entonces es una inquina. En este último caso, si es así, el Congreso era y hasta puede ser que siga siendo una hoya de grillos.

Por Francisco Rafael Guzmán F.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar