La ADP y el Ministerio de Educación deben procurar la prudencia para el inicio del año escolar

Por Daygorod Fabián Sánchez

El año escolar recién comienza y de forma automática afloran los malestares de siempre.

Falta de profesores, escuelas en mal estado, carencia de personal administrativo y de limpieza, suplidores que reclaman pagos atrasados, etc…

La realidad es que estamos mal y echando la culpa a los que se fueron (Autoridades del PLD) y a las que están (Autoridades del PRM) no se soluciona algo que afecta a nuestros niños y niñas.

La educación es un derecho universal, consagrado en nuestra constitución y eso no se puede quebrantar bajo ningún esquema.

También los reclamos de los profesores, son justos, los entiendo, pues yo soy profesor del sistema público y es nuestro derecho, también constitucional, de reclamar mejoras para laborar en condiciones aceptables.

Aunque en esta ocasión los profesores solo reclaman llenar las palas vacantes de colegas docentes.

Existen casos donde en un centro educativo no hay un solo maestro nombrado, lo que cabría preguntarse ¿Quién les va a dar el pan de la enseñanza a nuestros niños y niñas?

El Ministerio de Educación podría contratar esos maestros, pero esa práctica no la considero justa pues los futuros colegas con la misma carga horaria, las mismas funciones ganan hasta un 60% menos que sus congéneres.

La realidad es que la calidad de la enseñanza y la educación y el trabajo como derechos fundamentales deben prevalecer, ante cualquier circunstancia.

Por Daygorod Fabián Sánchez

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar