Justicia de Paraguay autoriza cambio de nombre a transexual

Por El Nuevo Diario viernes 12 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, ASUNCIÓN (AP) — Nery Alcides Rotela Ramírez es un transexual paraguayo que pronto podrá cambiar su nombre oficialmente a Yren.

Gracias al fuero de una jueza, el paraguayo de 38 años fue el primero en la historia de su país en obtener autorización para modificar su nombre, por lo que el siguiente paso será tramitar su nueva cédula de identidad, pasaporte y otras identificaciones en las oficinas correspondientes.

"Construí mi identidad a lo largo de muchos años como activista de los derechos humanos y como defensora de los derechos de las personas con orientación sexual diferente", dijo Yren a The Associated Press. "Desde muy joven me sentí mujer sufriendo tratos discriminatorios", acotó.

Juan Martens, abogado de Yrén, dijo a la AP que la sentencia es histórica porque se trata de la primera de su tipo en Paraguay.

Yren es parte de la organización civil Panambí y defiende los derechos de personas no heterosexuales.

Según explicó, la discordancia entre el nombre registrado en su acta de nacimiento —Nery, masculino— y el que usaba socialmente —Yren, femenino— le generaba diversos problemas y por ello decidió solicitar el cambio. Entre otros conflictos, mencionó que al asistir a un lugar en el que la llamaban Nery se exponía al escarnio de quienes no la conocían y que no había coherencia entre la foto de su cédula de identidad (femenina) y el nombre registrado (masculino), lo que generaba desconfianza en las relaciones jurídicas para obtener un préstamo, por citar un ejemplo. Asimismo, tenía dificultades para acceder a servicios de salud, educación y otros.

La fiscalía apeló la decisión de la jueza, pero el abogado de Yren espera que el tribunal confirme la sentencia en unos 18 días.

La jueza fundamentó la resolución que benefició a Yren señalando que sus argumentos eran “debidamente atendibles” porque el nombre que solicitaba formaba parte de su vida cotidiana desde muy temprana edad.

Según un artículo del Código Civil de Paraguay, toda persona tiene derecho a un nombre y apellido que debe ser inscrito en el registro civil y sólo un juez podrá autorizar por justa causa que se introduzcan cambios o adiciones.

Aunque Yren fue la primera persona en lograr tramitar un cambio de nombre en Paraguay, es probable que pronto se tenga noticia de otro caso similar. Según dijo su abogado, en los próximos días se espera una resolución que dictará si Emanuel Sepúlveda puede ser legalmente reconocido como Mariana.

Por el momento Paraguay no posee leyes que permitan el matrimonio igualitario ni protejan a individuos no heterosexuales contra discriminación.

Apple Store Google Play
Continuar