Julio Iglesias sin temor al cambio apuesta por el futuro

Por El Nuevo Diario Viernes 5 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, CIUDAD DE MEXICO (AP) — Julio Iglesias dio un susto a sus seguidores en 2015 cuando anunció “México” sería su último álbum de estudio, pero pronto cambió de opinión. El cantante y compositor español entrega este viernes “México & Amigos”, un álbum homenaje a la música mexicana que tiene como invitados a Pablo Alborán, Joaquín Sabina, Thalía, Omara Portuondo y Plácido Domingo, con quienes canta a dueto.

“Uno dice tonterías, uno cuenta emociones”, dijo Iglesias sobre ese abrupto anuncio de hace dos años. “En realidad los artistas cambiamos de opinión muchísimo, como los pintores de colores”.

¿Es de sabios cambiar de opinión?

“Eso dice el refranero popular, que es de sabios rectificar, pero yo no soy un sabio, porque si fuera sabio no tendría que rectificar”, dijo en una entrevista telefónica reciente desde su casa en Punta Caná, República Dominicana. “Lo que sí sé es que me apetecía mucho compartir este álbum”.

Con excepción de una canción, “Mexico & Amigos” es su primer disco de duetos y sus otros invitados son Juan Luis Guerra, Sin Bandera, Mario Domm, Diego Torres, Andrés Calamaro y Eros Ramazzotti. El repertorio incluye piezas clásicas de bolero, mariachi y mambo como “Júrame”, “Fallaste corazón” y “¿Quién será?”.

“Las han cantado de maravilla porque las tenían en el alma”, dijo Iglesias sobre sus invitados. “En realidad lo que traté es de dar a estos artistas maravillosos la música que yo había cantado para que me ayudaran a cantarla mejor, y de hecho las cantaron mejor, que es lo más importante”.

Gracias a su madre, Iglesias (Madrid, 1943) conoció a músicos mexicanos como Jorge Negrete y Pedro Infante. Ya mayor, se encontró con el maestro de la música ranchera José Alfredo Jiménez en el aeropuerto de Guadalajara, en Mexico, de quien incluye “Ella” con Sin Bandera, “Amanecí en tus brazos” con Albóran y “La media vuelta” con Ramazzotti.

“Quién iba a decirme que iba a cantar sus canciones y que las iba a cantar con él, aunque muerto, pero las canté con él”, dijo sobre Jiménez. “Creo que José Alfredo resume un poco o un mucho esa historia de la música mexicana que corre en los pueblos. Reúne una especie de pléyade de canciones que son populares universalmente y continuamente”.

El amor que siente por la música mexicana lo plasmó por primera vez con el álbum “A México” de 1975. En su nuevo álbum retoma dos canciones de esa entrega anterior: “Ella” y “Amanecí en tus brazos”.

“Yo nací hace 50 años, porque el día que empecé a cantar empecé una vida nueva, empecé a vivir una vez”, dijo el astro quien sufrió un grave accidente automovilístico en 1962, por el que estuvo cerca de quedar paralítico y tuvo una larga convalecencia en la que descubrió su talento para la música.

Sobre En el caso de Domingo, la relación es de colegas. Juntos interpretaron la canción “Soñadores de España” que los llevó a compartir el escenario en un estelar concierto de Sevilla en 1989 y la amistad continúa hasta ahora.

“Es una maravilla y canta como los ángeles, que cantara conmigo ha sido un privilegio terrible y me ha honrado y honra ese disco porque Plácido es universal”, dijo Iglesias.

Los duetos fueron grabados por separado y en ellos Iglesias, quien produjo el álbum, buscó darle un giro diferente a la música sin depender de mariachis o sonidos más tradicionales.

En cuanto a las dos divas que agracian su disco, Iglesias destacó la generosidad y la fama sin internacional de Thalía, a quien dijo conocer desde sus épocas de Timbiriche. En cambio de Portuondo admitió no haber tenido, aún, el honor de conocerla en persona, pero sí se declaró un admirador de su voz.

“Es una señora que representa a la Cuba”, dijo. “Parece que te está cantando las canciones al oído cuando yo escucho su voz me emociono porque parece que me está contando su vida”.

¿Iglesias no pensó en invitar a su hijo Enrique, quien ha forjado una carrera musical propia y tan internacional como la de su padre?

“Cuando se tienen hijos con éxito, con muchísimo éxito el invitarles a algo es interrumpirlos un poco en su camino”, dijo. “No se puede interrumpir a un hijo si el hijo no se quiere dejar interrumpir”.

Pese a mantener la distancia en lo profesional, Iglesias dice que siempre tiene a su hijo en el corazón.

Con el lanzamiento de su nuevo álbum Iglesias no piensa en negarse a hacer otro. Al final de cuentas, dice, el “sí” es mejor que el “no”.

“Yo no sé para qué le dije a los discos que no”, dijo.