José Urquidy, un brazo crucial para los Astros

Por El Nuevo Diario domingo 17 de octubre, 2021

EL NUEVO DIARIO, BOSTON — Ahora mismo, José Urquidy se perfila como el brazo más valioso en la rotación abridora de los Astros—si se le puede llamar así al grupo en este momento.

Con Lance McCullers fuera de acción, el venezolano Luis García lesionado, el dominicano Framber Valdez viniendo de dos aperturas para el olvido, Jake Odorizzi con necesidad de descansar tras hacer 82 pitcheos el sábado y Zack Greinke capaz de hacer tan sólo 40 lanzamientos (según las estimaciones el manager Dusty Baker), el mexicano Urquidy tiene una tarea monumental de frente el lunes en Boston, cuando se subirá a la lomita del Fenway Park para abrir por Houston contra los Medias Rojas en el Juego 3 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, empatada a una victoria por bando.

“Estoy muy contento, porque tienen la confianza conmigo”, dijo el derecho. “Saben que yo sé hacer un buen trabajo y obviamente voy a dar lo mejor, para poder demostrar que soy abridor y que soy jugador para cualquier situación”.

Para los fans de los Siderales, más vale que así sea. Los bateadores de Boston están bien encendidos, habiendo dado dos jonrones con bases llenas en el Juego 2 del sábado y con un total de 13 carreras anotadas en los primeros dos choques de esta serie. De hecho, los Patirrojos han registrado cifras dobles en hits en cinco partidos consecutivos, desde el Juego 2 de su Serie Divisional vs. los Rays.

Para Urquidy, será una prueba bastante grande. El diestro no lanza desde el último día de la temporada regular, el 3 de octubre. En otras palabras, serán 15 días entre salidas. Del lado positivo, tuvo 18 ponches y apenas tres bases por bolas en sus últimas tres aperturas de la campaña, tras ampliar su capacidad de hacer más lanzamientos luego de la lesión.

“Tenemos un muchacho formidable y confiable del que vamos a depender el lunes”, dijo Baker acerca de Urquidy, quien terminó la temporada regular con récord de 8-3, efectividad de 3.62 EFE+ de 119 en 20 aperturas y 107.0 capítulos.

Aunque el domingo es un día libre en esta serie, los Astros quisieran no tener que depender tanto de su bullpen como lo hicieron en los primeros dos choques, sobre todo tomando en cuenta que habrá juegos en tres días corridos en Boston del lunes al miércoles. Los relevistas de Houston cubrieron 14.1 de los 18.0 innings de los primeros dos encuentros, un patrón que quisiera cambiar Urquidy el lunes con unas 5.0, 6.0 entradas, de ser posible.

“Estoy emocionado por lanzar el Juego 3 contra Boston”, expresó Urquidy. “Tuve 15 días sin tirar, pero estoy tratando de ver videos del otro equipo. Estoy tirando sesiones del bullpen y prácticas de bateo en vivo”.

El 31 de mayo de este año, Urquidy dominó a los Medias Rojas en Houston con 6.0 episodios de tres hits, una sola carrera, nueve ponches y una base por bolas. Esa salida también fue con dos semanas de descanso, tras una recuperación de una primera molestia en el hombro.

“Eso ayuda, definitivamente”, comentó el serpentinero de 26 años, quien afirma que en días pasados observó detenidamente lo que le dio éxito en aquel partido.

Todos recuerdan cómo Urquidy irrumpió en escena hace dos años, saltando de Doble-A a Grandes Ligas con Houston y brillando en la postemporada del 2019, con una sola carrera permitida en 10.1 entradas. Eso incluyó una victoria en el Juego 4 de la Serie Mundial sobre los Nacionales. Y hace un año, Urquidy se vio sólido en los playoffs por los Astros.

Ahora, a los Siderales les urge esa clase de destaque el lunes en el Fenway.

“Sé lo que significa jugar en esta clase de series”, dijo Urquidy. “Tengo dos años jugando (en postemporada). Estoy emocionado por competir.