José Joaquín Puello Herrera: Honra de la UASD y de la Salud Pública

Por Francisco Rafael Guzmán

El autor  es un poco atrevido al escribir este artículo, ya que en honor a la verdad no ha tenido ningún roce con este coloso de la medicina dominicana. Ahora bien, este neurólogo y cirujano, es parte no solo  de la historia de la Primada de América, si no también de la historia dominicana. En efecto, el Doctor José Joaquín Puello Herrera fue por azar un testigo del evento histórico del 30 de mayo de 1961, mientras cumplía el rol de practicante de la medicina en la Clínica Internacional, junto al Doctor Marcelino Vélez Santana, quien presidiera la Asociación Médica Dominicana (hoy Colegio Médico Dominicano) en un importante periodo del gremialismo médico dominicano; además, el Dr. Puello Herrera jugó un importante papel en los organismos del cogobierno universitario, a raíz de la autonomía universitaria.

El autor Cree que no se equivoca con lo que va a afirmar, pues le parece haberlo escuchado de él en declaraciones antes los medios de difusión, es que el Dr. José Joaquín Puello Herrera (al parecer hijo de otro médico y una profesora) es un hombre que defiende la Salud Pública.

Es decir, es un médico de una gran vocación de servicio que cree que la salud debe estar al alcance de todos los ciudadanos. Esto último me pareció haberlo escuchado de su propia voz  siendo él entrevistado por alguno de los medios de comunicación,  durante el transcurso de la presente pandemia. Según mi parecer es un hombre de una gran vocación de servicios.

Nacido en la provincia de San Juan de la Maguana, siendo el mayor de tres hijos, sobrepasando ya las 8 décadas de vida, podría parecer que apenas sobrepasa los 70 años; ha sabido combinar el ejercicio de la medicina con el ejercicio físico, ya que para los años 80 se decía de él que caminaba  y/o corría entre unos 10 y 12 kilómetros diarios. Ha sido una figura destacada en la promoción del olimpismo dominicano.

Una revista cubana, Prisma Latinoamericano, destacó la integridad del Dr. José Joaquín Puello Herrera en un número editado en los años 80.  Es cofundador de una entidad que se dedica a captar donantes de válvulas para niños con problemas de hidrocefalia. Es un gran investigador en la medicina.

El Dr. Puello Herrera Siendo el mayor de una familia de tres hermanos, una hija y dos hijos, del matrimonio de Don Teto (apodo de su padre y su esposa), vivió una interesante experiencia en la Primada de América, ya que ingresó a ella 1957 y terminó en 1963, le tocó la universidad de la dictadura y la universidad pos dictadura. Es decir, entró a la Universidad de Santo Domingo y se gradúa con los lauros de Magna Cum Laude cuando ya era Universidad Autónoma de Santo Domingo, comenzó en la universidad controlada elitista y terminó en la universidad autónoma y popular. Esto último influiría mucho en su formación de médico humanista  de una gran sensibilidad por la colectividad.

 

Al pasar por el cogobierno universitario y en el ambiente que se crearía con la libertad de asociación en La Universidad esto contribuiría con su moral de medico sensible, al juntarse con Asdrúbal, Romeo Llinás, Narciso Isa Conde, Carlos Julio Dore Cabral, Franklin Almeyda, Amín Abel Hasbun  y José Israel Cuello Hernández, entre otros. Sería miembro destacado del Bloque Revolucionario Universitario Cristiano (BRUC), al que también pertenecieron Romeo Llinás y Bienvenido Brito, apéndice en el estudiantado uasdiano del Partido Revolucionario Social Cristiano (organización política para esa época de derecha o centro derecha).

El BRUC en los años 1969-1970 dejó de ser apéndice del Partido Revolucionario Social Cristiano y pasó a llamarse Bloque Revolucionario Universitario Camilista, ya habiendo salido varios años antes del ambiente uasdiano el Dr. Puello Herrera, adoptando dicha organización estudiantil universitaria la doctrina de Camilo Torres Restrepo y  pasó a ser apéndice de los Comités Revolucionarios Camilo Torres (CORECATO). Torres Restrepo se convirtió en guerrillero y cayó en combate en 1966, había estudiado sociología en la Universidad de Lovaina. Probablemente, de haber permanecido en el país, el Dr. José Joaquín Puello Herrera no hubiera permanecido en el Partido Revolucionario Social Cristiano.

 

Hizo especialidad en la Universidad de Oxford en Inglaterra. Un prestigio bien logrado, al estudiar una carrera cuyo ejercicio profesional le permite el contacto con los seres y lidiar con un problema tan importante como la salud humana. Además, sus grandes conocimientos al incursionar en una especialidad que todavía estaba en un estado prístino o virgen, incursionando mucho en la investigación, les permiten ser toda una autoridad en la materia. Es un hombre de ciencia, un gran científico de la medicina.

Hace poco le escuché decir, entrevistado por el Dr. Héctor Guerrero Heredia  en una emisora de radio, que había cosas para que la ciencia no tenía una explicación (se refería a las células nerviosas y al cerebro) y habló de su formación cristiana, como un confeso creyente; respondiendo una pregunta del Dr. Guerrero dijo que le temía a la muerte. Curiosidad: Narciso Isa Conde que también parcialmente curso la carrera de medicina  dijo algo parecido, aunque no lo del miedo a la muerte. En una entrevista con Ramón Alburquerque Narciso dijo que no quería que le llamaran ateo, que él creía en la ciencia, pero prefería que no le llamaran ateo o él llamarse  ateo porque todavía había cosas que la ciencia no podía tener respuestas para ellas. Eso me parece correcto. En nadie que piense y se detenga a pensar en el ser, en el universo, puede dejar de afirmar que la existencia es algo enigmático, más si se le define como infinita en el espacio y en el tiempo. Ni con la teoría del big bang podemos explicar ese enigma.

 

Por  Francisco Rafael Guzmán F.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar