Israel condena la aprobación de ley polaca que revisa papel en el Holocausto

Por EFE jueves 1 de febrero, 2018

EL NUEVO DIARIO, JERUSALÉN.- El Gobierno, el Museo del Holocausto en Jerusalén y miembros de todo el arco político del Parlamento israelí condenaron hoy la aprobación de la ley que prohíbe considerar a la población o autoridades de Polonia como responsables o cómplices del Holocausto.

“Israel se opone categóricamente a la decisión del Senado polaco”, declaró Emanuel Nahshon, portavoz del Ministerio de Exteriores israelí, en su cuenta personal de Twitter.

Nahshon agregó que observa “con suma gravedad cualquier intento de desafiar la verdad histórica”, antes de sentenciar que “ninguna ley cambiará los hechos”.

La polémica ley polaca, aprobada anoche y pendiente de ser ratificada por el presidente, Andrej Duda, para entrar en vigor, tipifica como delito el uso de la expresión “campos de concentración polacos” para referirse a los centros de exterminio que los nazis establecieron en su territorio durante la II Guerra Mundial.

La legislación, que contempla multas y penas de hasta tres años de cárcel para quienes se refieran a los campos nazis como polacos, recibió una fuerte condena por parte del Yad Vashem, el museo que recuerda en Jerusalén a las víctimas judías del genocidio nazi.

Para la institución, la nueva ley “puede difuminar verdades históricas por los límites que impone en expresiones sobre la complicidad de segmentos de población polaca en crímenes contra los judíos cometidos en suelo polaco por su propio pueblo, directa o indirectamente, durante el Holocausto”.

“Pone en peligro la discusión libre y abierta de una parte del pueblo polaco en la persecución de los judíos”, añade en un comunicado.

El Museo admite que la expresión “campos de exterminio polacos” es errónea, pues fueron construidos y operados por los alemanes en territorio polaco ocupado por los nazis, pero cree que “la manera correcta de combatir estas tergiversaciones históricas no es criminalizando las declaraciones, sino reforzando las actividades educativas”.

La clase política israelí tampoco escamoteó críticas y el ministro de Transportes, Yisrael Katz, pidió al jefe del Gobierno, Benjamín Netanyahu, que llame a consultas al embajador israelí en Polonia, informó el diario Maariv.

La exministra de Exteriores Tzipi Livni consideró la ley “un escupitajo a la cara de Israel” y pidió que se responda “agresivamente”, presentando toda la documentación que evidencia los crímenes de guerra polacos durante el Holocausto.

Robert Ilatov, diputado del derechista Israel Nuestro Hogar (Israel Beitenu), aseguró que “no permitirá que nadie reescriba la historia” y su colega Bezasel Smotrich pidió que se cancelen los viajes escolares a Polonia.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar