Incendian alcaldía y siguen saqueos en Honduras en protesta por los comicios

Por EFE miércoles 6 de diciembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, TEGUCIGALPA.- La violencia en Honduras por un supuesto fraude en las elecciones generales del 26 de noviembre continuó anoche con el incendio de una alcaldía en el departamento occidental de Santa Bárbara y saqueos de negocios, mientras que hoy fue rehabilitada una carretera importante en el Caribe.

El edificio de la alcaldía de San Francisco de Ojuera, Santa Bárbara, fue incendiado por desconocidos, informó la prensa local.

Desde que comenzaron las manifestaciones violentas, el miércoles de la semana pasada, luego de que el candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, denunciara que en el Tribunal Supremo Electoral le estaban fraguando un “fraude”, suman al menos tres la alcaldías incendiadas.

Las otras dos son las de Siguatepeque, en el departamento central de Comayagua, y Langue, Valle, en el sur.

Anoche también fue saqueado un negocio de bebidas y otros productos contiguo a una gasolinera en el extremo oriental de Tegucigalpa, pese al estado de excepción nocturno, de nueve horas, que rige desde el pasado día 1, decretado por diez días por el Gobierno.

En el departamento caribeño de Atlántida, hoy fue despejada por los manifestantes la principal carretera que comunica a esa región con toda la zona norte del país, la más productiva.

La toma de esa vía entre las ciudades puertos de Tela y La Ceiba, obstaculizaba el transporte interurbano, particular y de carga, lo que paralizó parcialmente el comercio, entre otras actividades.

El acuerdo al parecer se logró luego de un diálogo entre manifestantes y autoridades.

Los bloqueos de carreteras han provocado la descomposición de algunos productos transportados en contenedores, según denuncias de empresarios, lo mismo que el desabastecimiento de combustibles en algunas ciudades, lo que se comenzó a regular el martes, informaron fuentes oficiales.

Nasralla y el coordinador general de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, el expresidente Manuel Zelaya, reiteraron el martes a sus bases que no hay que acatar el estado de excepción y de nuevo llamaron a la desobediencia civil porque les quieren “robar” el triunfo que aseguran obtuvieron en las elecciones.

El líder de la Alianza de Oposición acusa al presidente hondureño y candidato del gobernante Partido Nacional, Juan Orlando Hernández, de haber hecho “fraude” para imponerse en la fórmula presidencial de las elecciones.

El último registro en la página web del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para la fórmula presidencial dejó a Hernández, quien por ley todavía no ha sido declarado presidente electo, con el 42,98 % y a Nasralla con el 41,38 %, con un global de 18.128 mesas electorales procesadas, que representan el 100 %.

La crisis política por el supuesto fraude continúa, con una nueva petición de Nasralla, hecha el martes, de que se revisen las 18.128 actas electorales, los cuadernillos y se cuente “voto por voto”, a lo que el TSE ha respondido que se puede atender cualquier requerimiento de los partidos con base en la ley.

Las manifestaciones derivadas del presunto fraude, algunas con actos de vandalismo, de lo que la oposición afirma que se trata de “infiltrados” del partido de gobierno, han dejado cerca de una veintena de muertos, decenas de heridos, más de un millar de detenidos y millonarias perdidas económicas, según diversas fuentes.

Nasralla y Hernández se declararon presidente electo el mismo día de los comicios, lo que creó incertidumbre y ha desembocado en violencia en el país centroamericano, donde no hay segunda vuelta y gana el candidato que tuvo más votos.