Fiscal peruana reabre investigación por lesa humanidad que implicó a Humala

Por El Nuevo Diario Viernes 5 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, Lima.- Una fiscal peruana inició una investigación de oficio por la presunta comisión del delito de lesa humanidad en un caso de supuestas ejecuciones extrajudiciales y desapariciones cometidas en los años 90, en el que se implicó al expresidente Ollanta Humala (2011-2016), informó este viernes un comunicado oficial.

Según la nota del Ministerio Público, la fiscal Edith Chamorro, de la Primera Fiscalía Supraprovincial Especializada en delitos de Terrorismo y Derechos Humanos, tomó la decisión "tras la reciente difusión de diversos informes (periodísticos) en los que se puede apreciar los testimonios de dos nuevos testigos en el caso".

El comunicado precisó que Chamorro abrió la causa "contra los que resulten responsables" de las torturas y desaparición de varias personas en la localidad de Madre Mía, en la región amazónica de San Martín, donde Humala estuvo como capitán del Ejército en la década de los años 90.

De acuerdo con los últimos informes, difundidos en el programa televisivo del periodista Beto Ortiz, "las víctimas habrían sido torturadas y arrojadas al río por orden de los mandos militares que controlaban la zona, luego que fueran acusadas de terrorismo".

"La aparición de los nuevos testigos constituye elementos suficientes para iniciar una nueva investigación, la misma que buscará establecer a los responsables de dichos asesinatos", indicó la nota.

Añadió que la fiscal superior coordinadora de las fiscalías especializadas en delitos de terrorismo y derechos humanos, Luz Ibáñez, ya tomó contacto con los supuestos testigos, quienes han sido incluidos en la Unidad de Atención a Víctimas y Testigos del Ministerio Público (Udavit) y están declarando ante la fiscal Chamorro.

El Fiscal de la Nación (general), Pablo Sánchez, también se reunió con la fiscal Ibáñez para manifestarle "el total respaldo de su despacho a esta nueva investigación", concluyó la nota.

El pasado 26 de abril, un hombre identificado como Jorge Ávila, que denunció a Humala por la desaparición de su hermana y su cuñado en 1992, declaró que se retractó de la acusación tras recibir 4.500 dólares de allegados al exmandatario, quien ya fue investigado por este caso durante la primera campaña electoral en la que se presentó, en 2006.

El hombre denunció en 1992 a Humala por haberlo torturado, así como por la desaparición forzada y el asesinato de Natividad Ávila Rivera y Benigno Sulca Castro, su hermana y cuñado, respectivamente, cuando estaba al frente de la base antisubversiva de Madre Mía.

Sin embargo, al retractarse de la denuncia, el caso fue archivado en 2009 y Humala volvió a presentarse en las elecciones de 2011, cuando ganó la Presidencia peruana.

Humala rechazó la semana pasada que sus allegados hayan entregado dinero a Ávila y recordó que "hubo un proceso de investigación en ese tema y se cerró el proceso".

"Eso ya es cosa juzgada, pero claro, hay un interés de reabrir todo", expresó el exgobernante, quien actualmente es investigado en un proceso que se sigue contra su esposa, Nadine Heredia, por la presunta comisión del delito de lavado de activos por los aportes que recibió el Partido Nacionalista para las campañas del 2006 y 2011. EFE