Falso economista acusado de fraude llega a Chile extraditado desde Rumanía

Por El Nuevo Diario Jueves 16 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, CHILE.- Rafael Garay, un falso economista que ganó fama en la televisión chilena y que el año pasado huyó del país tras supuestamente defraudar unos 2,5 millones de dólares, se enfrentó hoy a la Justicia tras llegar al país extraditado desde Rumanía.

Custodiado por tres policías que le escoltaron desde el país centroeuropeo, Garay regresó a Chile esposado y cabizbajo, después de haberse marchado con el pretexto de que viajaba a Francia para tratarse de un cáncer terminal en el cerebro.

Su llegada a Santiago se transformó en un espectáculo mediático, con numerosos medios digitales y canales de televisión que movilizaron a decenas de reporteros.

El despliegue incluyo persecuciones en moto al furgón policial que trasladaba al otrora considerado "gurú" de la economía chilena desde el aeropuerto hasta el edificio de tribunales, en el centro de la ciudad.

Una vez en el Palacio de Justicia, a donde ingresó en medio de insultos de personas que se concentraron en el lugar, Garay fue notificado formalmente de los motivos de su extradición.

Posteriormente fue conducido al Tercer Juzgado de Garantía para ser acusado formalmente de varios delitos de estafa y apropiación indebida de dinero que le fue confiado.

Un nutrido grupo de guardias de prisiones lo rodeó para protegerle de las monedas y huevos que le lanzaron.

Durante su época gloriosa, Garay convencía a la gente de que era un experto en economía capaz de multiplicar los fondos que les confiaban para invertirlos en negocios que supuestamente solo él conocía.

Rafael Garay ya había sido imputado en ausencia el pasado 24 de noviembre, cuando el fiscal a cargo del caso, José Morales, solicitó su prisión preventiva y abrió el proceso para que lo extraditaran desde Rumanía, país en el que fue detenido al recibir la solicitud de extradición.

Este jueves, el fiscal y la acusación particular pidieron nuevamente la prisión preventiva, sobre la base de que el imputado puede fugarse nuevamente.

El imputado se presentó ante la Justicia esgrimiendo la circunstancia atenuante de "irreprochable conducta anterior", luego de que su abogado defensor, Reynero García de la Pastora, lograra limpiar sus antecedentes policiales, ya que existían denuncias anteriores en su contra.

Ingeniero comercial de profesión, Garay salió de Chile en septiembre pasado, cuando anunció a sus cercanos que viajaría a Francia para tratarse de un cáncer. En ese entonces, era investigado por defraudar a unos 36 inversionistas.