Extirpan tumor a niño dominicano en hospital de El Bronx

Por Miguel Cruz Tejada miércoles 26 de diciembre, 2018

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ Un extraño tumor denominado mal formación arterial sangrante, le fue extirpado en una exitosa operación dirigida por el cirujano  Gregory Levitin, al niño dominicano Samuel Tatis Infante, de 12 años de edad, en el hospital Montefiore, de El Bronx.

El menor venía padeciendo del tumor desde su nacimiento, por lo que sus padres consiguieron una visa humanitaria y viajaron con él a Nueva York, para mantenerse a su lado.

El cirujano explicó que aunque la operación fue muy exitosa y más breve de lo que se esperaba, Samuel, deberá seguir siendo sometido a otras intervenciones de seguimiento para estabilizarlo completamente.

La madre, Johanna Infante de Tatis, estudiante de arquitectura en  la República Dominicana, dijo que el primer especialista que examinó a su hijo, le aseguró que el tumor no se podía operar, pero ella decidió buscar una segunda opinión médica, y el diagnóstico del doctor Levitin, fue más que esperanzador.

El cirujano dijo que decidió asumir la operación de Samuel, enfrentando los riesgos que conllevaba, y que si fracasaba, el niño hasta podía morir. Añadió que uno de los principales riesgos era el de que el muchacho, sufriera una hemorragia y se desangrara en el proceso de la cirugía.

La madre  dijo que la operación es el mejor regalo de navidad que Samuel haya recibido desde que nació.

El niño, sufría de permanentes fuertes dolores, y la madre dijo que ahora es cuando comenzará a disfrutar de una vida normal.

Es la primera vez que Samuel pasará las navidades fuera de hospitales.

La señora Infante describió como muy dura la situación por la que pasaron desde que Samuel nació.

Recordó que en República Dominicana no existen los avances médicos ni la tecnología para que el niño fuera operado.

“Lo que me ha mantenido en pie es la fe en Dios”, expresó la madre.

Con la cirugía, los dolores que sufría Samuel desaparecieron, dijo el cirujano. El especialista se mostró muy contento con el resultado de la intervención, diciendo que los fuertes dolores impidieron una infancia normal en Samuel, que sufría mucho especialmente por las noches.

Dijo que luego de la cirugía, el niño ya no tendrá que acudir tantas veces a los médicos.

Samuel señaló que las tantas visitas a los hospitales, lo mantenían sofocado, porque su deseo era el de jugar con los otros niños.

La madre dijo que su hijo estuvo sangrando durante cuatro años y que los médicos en Estados Unidos, le dijeron que fue un milagro que llegara vivo.

La madre dominicana exhortó a los padres que tienen con problemas no darse nunca por vencidos.

Anuncios