Escalofriante Noticia: La peor pandemia es que vamos morir de sed

Por Francisco Rafael Guzmán miércoles 9 de diciembre, 2020

Dedicado al Ecólogo Dr. Luis Carvajal

Hace años escuché en Moca a mi hermana mayor decir que el agua se escaseaba, lo que si eso era en el Cibao Central que no será en no será en zonas donde tradicionalmente llueve menos. Hay quienes dirán que para abastecer de agua donde llueve muy poco están las presas, pero si estas tienen que abastecerse de las fuentes de aguas dulces superficiales, antes de que todas estas lleguen al mar. Sin embargo, debemos suponer que los ecosistemas no pueden ser alterados sin unos límites.

La solución del problema del agua no pude ser seguir construyendo presas. La construcción de grandes presas es algo que está siendo cuestionado por los ecologistas (no necesariamente por los ecólogos y los ingenieros), porque su vida útil es limitada, por el costo que tienen y por el daño a los ecosistemas.

Entonces, debería de tenerse muy en cuenta antes de construir presas, grandes o pequeñas, el costo social de oportunidad que tiene cada una de ella y dejar de seguir construyendo tantas presas.

Como una de la noticia del día, la cual es escalofriante, la del millón para los personeros de Wall Street, los reyes de las bolsas, los que solo saben hacer negocios, se crea la bolsa del agua.  Es la peor noticia que he escuchado en los últimos días. Es igual o peor que cuando me convencí en marzo de que el COVID-19 era una pandemia, que nos  amenaza a todos, la amenaza de morirnos de la sed ya está.

Si no damos marcha atrás y los Estados locales no vuelven a intervenir por lo menos en los servicios básicos, poniendo reglas e interviniendo y no dejando que la rapacidad acabe con todo lo que represente posibilidad de sobrevivir a la mayoría de la población. Otra noticia, pero halagadora para muchos, contrario a lo del agua, viene a ser que una de las vacunas ha comenzado a ser inyectada en Estados Unidos.

Para muchos creyentes, al parecer no solo creyentes cristianos, el diluvio universal se produjo. Algo que nunca asimilo es el sentimiento de culpa que el cristianismo le quiere inculcar al creyente, pero no sé si el islamismo y el judaísmo lo hacen también, presentando al Dios en el cual se cree como un ser severo, inexorable y hasta cruel. Sin embargo, como parte del maniqueísmo religioso otras veces como bondadoso.

El diluvio universal, según parece no se produjo nunca, lo que hubo fue una gran inundación en el territorio donde vivieron los sumerios aproximadamente en el 2800 A. C., en una franja de territorio de más o menos 500 kilómetros de largo por 300 de ancho, es decir, 150,000 km2.

El agua se estima llegó a 7 metros de alto y quedo una capa de lodo de varios metros de alto    (según Isaac Asimov: Cronología del Mundo-Historia de la Humanidad desde el Big-Bang hasta la Época Actual). Hoy en día mucho creyentes dogmáticos dicen que el mundo se va a acabar con peste y sequía, con esta última nos morimos de sed y del calor. El medio ambiente ha sido depredado, nos amenazan la sed con las sequias, el hambre y las enfermedades con las devastaciones de los ecosistemas. Cualquiera preferiría algunas inundaciones si se puede que no se ahogue gentes.

Un grupo de profesionales de la ingeniería de la UASD, expertos en la materia representantes de otras entidades, Enrique De León que creo representaba alguna ONG y el ecólogo Luis Carvajal de la UASD, el cual sirvió de moderador, realizó una especie de panel a finales de 2019 sobre la solución a la escasez de agua.

Allí lo que se habló fue de desalinizar las aguas del mar. Sin embargo, parece que eso lo puede es generar más pobreza de llevarse a cabo las construcción de una planta desalinizadora, porque según creo recordar no sería contando con que el  estado la construya y la administre. El costo del agua (libre de impurezas) sería muy cara para los pobres y por qué no para la clase media también.

El problema no es de fácil solución, por lo que parece que si no acabamos con el capitalismo salvaje no habrá solución, porque sin la intervención del Estado y contando con el capital privado o con alianzas público-privadas no la habrá.

No creo que habrá solución si no protegemos los ecosistemas, sin reforestar y sin control de uso de agroquímicos en la agricultura, con regulación estatal para ambas cosas, pero además sin privatizar las cuencas acuíferas.

El gran pulmón del mundo es la Selva Amazónica, la cual está siendo amenazada de ser desforestada en su totalidad con la llegada de Jair Bolsonaro al poder al poder en Brasil. Hice una pregunta puntual, cuando llegó el turno de las preguntas, sobre si puede ser reversible la desforestación de la Amazonía, pero pareció que el Dr. Luis Carvajal no quiso que ninguno de los panelistas y ni tampoco el responder mi interrogante. Nadie contesto nada sobre mi pregunta.

La universidad que amo, la UASD, debe tener un cuidado para que en los eventos se vaya a plantear reales soluciones a los problemas nacionales y no promover las inversiones del capital privado en grandes negocios lucrativos con servicios que deben ser considerados como utilidades públicas.

No debe asumir el mismo rol que las universidades privadas, cuando se trata de asunto de interés nacional. Un empleado administrativo, el cual es ingeniero civil o casi lo es, me dijo yo lo que veo es que aquí lo que se está pensando es en hacer negocios con el agua. Daba  pena en el año 2000 y sigue dándola  pasar por Pizarrete, Peravia, viendo lo que está pasando con la formación geomorfológica del rio Nizao, por la extracción de materiales, un daño irreparable al ecosistema de la cuenca de ese rio. La  culpa de ingenieros constructores y de las empresas granceras.

Por Francisco Rafael Guzman F.

Comenta