El Real Madrid encuentra la tranquilidad al golear 5-0 al Leganés

Por EFE miércoles 30 de octubre, 2019

EL NUEVO DIARIO, Madrid.- El Real Madrid firmó por primera vez un triunfo contundente y sin sobresaltos en el estadio Santiago Bernabéu este miércoles, goleando a un Leganés desfigurado y sin espíritu competitivo, que se llevó cinco y pudo recibir un castigo aún mayor en la noche más plácida del curso para el equipo de Zinedine Zidane.

Al fin un partido tranquilo en el Bernabéu para el Real Madrid. Sentenciado en diez minutos. Sin las dudas en escenarios similares ante Levante y Granada. Mostrando la contundencia deseada por Zidane y sin fisuras defensivas ante un Leganés que pensó que no era su guerra, con la mirada puesta en el Eibar y sus partidos en Butarque para encontrar una reacción que le saque del último puesto.

La apuesta de Zidane por Rodrygo encuentra su premio con rapidez. A su estreno con gol en el primer balón que tocó con el Real Madrid, le sumó una nueva aparición tocado por la varita. Era el minuto 7 cuando pisaba área por primera vez y marcaba. Benzema ponía el pase a la irrupción por sorpresa de la joven perla brasileña que demuestra que tiene más gol que Vinicius.

El Leganés aún estaba en la caseta. La apuesta por jugadores de perfil defensivo de Luis Cembranos no dio resultado y la actitud del equipo fue castigada con dureza. En dos minutos encajaba dos goles similares. De nuevo Benzema de asistente y en esta ocasión llegando desde segunda línea Kroos, para acomodar el cuerpo y marcar ajustado al poste.

El Real Madrid encontraba en el lateral de Bustinza una mina de oro. Sufrió tras cambiar su demarcación desde el centro de la defensa pero los problemas del Leganés eran mayores por su falta de competitividad en el primer acto. Fue un juguete en manos del rival. Sirvió para que Hazard mostrase más velocidad y se gustase en varias acciones. Apareció al espacio para provocar el tercero, tras robo de Casemiro y pase de calidad al desmarque de su compañero.

Superado el centenar de asistencias de Benzema de blanco, el francés decidió buscar el gol. Acarició la escuadra desde la esquina del área grande con su disparo y dejó una plástica tijera que no encontró puerta. Todo antes de que Ramos firmase el tercero en el penalti. Falló al primer intento por moverse Soriano de la línea de gol y no perdonó a la segunda.

En el plácido partido deseado por el Real Madrid no hubo espacio para la duda en esta ocasión ni la reacción del rival. Llegó una vez con peligro, con disparo de Óscar al que voló Courtois para sentir la reconciliación con la afición del Bernabéu. Ya se la había ganado con sus paradas salvadoras de Estambul.

Los dos equipos pudieron eliminar el segundo tiempo de sus vidas. El intento de dar un paso al frente del Leganés nunca se fructificó en llegadas a área rival y le pudo el miedo a recibir una goleada de escándalo si se descuidaba atrás. Apenas un centro chut de Braithwaite fue su balance ofensivo.

Entre el descaro de Rodrygo en acciones individuales y la búsqueda de gol de Benzema transcurrió el duelo. El poste repelía un nuevo intento del 9 madridista, que recibía el gesto de Ramos para su merecido gol. Otro error de Bustinza dejaba en inferioridad en un contragolpe a su equipo, Marcelo dejaba solo a Modric que era derribado por Omeruo.

Karim encontraba su tanto desde el punto de penalti y solo faltaba el ansiado estreno goleador de Jovic. Parecía gafado cuando le anulaban su segundo gol con el Real Madrid cuando en el tiempo añadido rescató uno de esos cabezazos que llamaron la atención de todos los grandes de Europa el pasado curso y sellaba una goleada esperada por el madridismo. Al fin un triunfo tranquilo y sin fisuras.

Anuncios