El Gangsterismo  se Empodera y Arropa la Política

Por Francisco Rafael Guzmán miércoles 19 de febrero, 2020

Hace muchos, debió de ser hacia 1969, Minucha Pezzotti (fallecida)  esposa del también locutor de radio Ramón de Luna Peguero anunciaba por la radio una película con el título: Los Buitres Tienen Hambre, la cual se exhibiría en una sala de cine de Santiago. Ahora que estamos abocados a un proceso electoral, como las ansias de poder parecen no saciarse, habrá que decir los gánsteres tienen hambre. Es un indicador de gangsterismo político lo que está pasando en la Republica Dominicana, al llegar al colmo de tener que suspenderse L proceso comicial para elegir autoridades municipales. No puede tener otro nombre, es lo que como dominicanismo se conoce como un tigueraje, las acciones que se ocultaba por parte de algunos actores políticos, en este caso del oficialismo.

La palabra gangs  es un anglicismo, de la cual derivan gangster y gangsterismo. Gangs se traduciría como banda o pandilla, de ahí derivaría lo de gangas a las pandillas de adolescentes. Los tentáculos del gangsterismo se sentirían en Estados Unidos en la  década de 1920 con la organización denominada La Mafia, la cual se dedicaba a cometer asesinatos y los negocios ilícitos, cuyo origen estuvo en Italia. Aunque esa organización criminal aunque no incursionaba en la política se dedicada incluso a chantajear a algunos políticos, con la finalidad de obtener dinero.

Se ha llegado a decir que La Mafia llego a administrar en negocio de la recogida  de la basura en alguna que otra ciudad  norteamericana, casi seguro el negocio clandestino del whisky  a partir del momento cuando se aprobó la ley seca en los Estados Unidos fue administrado por La  Mafia. Sin embargo, no solo   La Mafia cometía crímenes   y cualquiera  podía ser acusado de lo que no había cometido y ser condenado a la pena capital, como el caso se Sacco y Vanzetti, condenados a la pena  de muerte sin ser asesinos y sin haber cometido un gran crimen, talvez por ser italianos y ser anarquistas se le acuso de asesinos y fueron condenados a muerte. Hoy día hay políticos que se creen que no es político el que no comete dolo si le toca pasar por administración pública.

La suspensión de las elecciones obedece a ese estado de descomposición moral, pues nadie tienen que envidiarle a ese salteador de la Baja Edad Media que se ocultaba en las zanjas que servían de linderos en el open Field de cultivos, para asaltar los mercaderes, los políticos que creen que al estado hay que ir a enriquecerse. Estos también se pueden comparar con La Mafia, ya que ni siquiera en toda la historia de América Latina se conoce de otro caso en algún otro país en que hayan suspendido unas elecciones. Pardiez mi señor en que mundo vivimos. Los políticos oficialistas hoy han invertido el slogan de campaña de Bosch en las elecciones de 1962: Adelante Compañeros Vergüenza contra Dinero. Para ellos, ahora seria: Adelante Compañeros Dinero sin Vergüenza.

En entregas anteriores hemos dicho que el PLD comenzó a descomponerse en la coyuntura de 1990, algunos peledeistas al parecer comenzaron a enriquecerse antes de estar en el poder haciendo negocios. Ahora bien, ese seria un proceso no de tan corto plazo, la descomposición se vería consumada después de estar en el poder.

El gobierno de Danilo Medina ha llevado al país a un vacío de autoridad, por sus acciones que parecen carentes de toda racionalidad, especialmente con el manejo de la deuda pública, los préstamos y una inversión pública devastadora de medio ambiente y los recursos naturales no renovables para para traspasar al sector privado todo lo que el Estado invierte.

Aparentemente, se vende o casi se regala al sector privado, donde algunos de las accionistas son o han sido burócratas en algunas de Estado   aunque otros de ellos no, para que no haya a quien reclamarle del posible dolo o peculado que se haya cometido. Esto ha generado una situación de entropía social o desorden social, en donde a los grupos políticos no le va ser fácil gobernar al país, sobre todo porque van atados grupos económicos poderosos y no a tener como estandarte una agenda de gobierno que sea antípoda del modelo neoliberal vigente. Si queremos sociedad y no el caos, si queremos bienestar y no malestar, es hora de romper con el modelo neoliberal,  expropiar las inversiones en los paraísos fiscales, las ARS y AFP privadas  y los bancos privados.

 

Por Francisco Rafael Guzman Fernández

Anuncios

Comenta