El FBI señala a China como la principal amenaza al contraespionaje de EE.UU.

Por EFE martes 23 de julio, 2019

EL NUEVO DIARIO, WASHINGTON.- El director del Buró Federal de Investigaciones (FBI) de EE.UU., Christopher Wray, sostuvo hoy que “en estos momentos” China representa la mayor “amenaza” para los servicios de contraespionaje del país y desveló que su agencia tiene abiertas unas mil investigaciones que implican al gigante asiático.

“En estos momentos, no hay una país que represente una amenaza más grave a los servicios de contraespionaje de este país que China”, declaró este martes Wray en una audiencia ante el comité Judicial del Senado.

El funcionario detalló que a día de hoy el FBI trabaja en más de mil investigaciones por todo el país relacionadas con “intentos de robo” de propiedad intelectual por parte de China.

Durante su alocución, Wray alertó de que uno de los sectores más “vulnerables” es el académico, ya que las autoridades chinas han ejecutado numerosas operaciones de espionaje con el propósito de acceder a investigaciones, en muchas ocasiones, financiadas con fondos públicos.

“Básicamente afecta a todas las industrias del país, y se lleva a cabo mediante recursos humanos u operaciones cibernéticas”, dijo.

El máximo responsable del FBI explicó a los senadores que Pekín recurre “a todas las herramientas” a su alcance, por lo que su agencia se ve obligada a hacer lo propio.

Washington viene señalando desde hace meses a Pekín como uno de sus principales adversarios, tal y como queda de manifiesto en los esfuerzos que últimamente ha realizado el Pentágono con el propósito de contrarrestar la creciente injerencia china en Latinoamérica.

La influencia económica de China en la región es cada vez mayor, algo que preocupa especialmente a Washington por considerar que esto puede dar pie a una pérdida de soberanía por parte de países a los que considera aliados.

Uno de los casos más claros tiene lugar, precisamente, en la Patagonia argentina, donde Pekín ha construido una estación espacial con férreas medidas de seguridad que el Gobierno estadounidense teme pueda servir para llevar a cabo labores de espionaje.

 

Anuncios