El envío de blindados de Turquía a Idlib empeora la situación, según Rusia

Por EFE miércoles 12 de febrero, 2020

EL NUEVO DIARIO, MOSCÚ.- El Ministerio de Defensa de Rusia criticó hoy el envío de blindados de Turquía a Idlib al afirmar que tal medida solo empeora la situación en la región siria, considerada como el último bastión rebelde en el país.

“La situación empeora considerablemente debido al suministro de armas y municiones a través de la frontera entre Turquía y Siria a la zona de distensión, así como al ingreso en Idlib de convoyes de blindados y tropas turcas”, afirmó la entidad rusa en un comunicado.

En los últimos días, Turquía ha mandado varios convoyes de tanques y blindados a Idlib, donde mantiene presencia militar desde finales de 2017.

El Ministerio de Defensa ruso también desmintió las declaraciones de autoridades turcas sobre el supuesto ataque de “militares rusos a civiles” en Idlib.

“Las acciones de los militares rusos y ante todo, del Centro Ruso para la Reconciliación en Siria en la zona de distensión de Idlib se llevan a cabo exclusivamente sobre la base de los acuerdos de Sochi”, indicó la parte rusa.

Moscú argumentó que la principal causa de la crisis en esta región es el incumplimiento de la parte turca de su compromiso de “separar a los combatientes de la oposición moderada de los terroristas del Frente al Nusra y Hurras al Din (Guardianes de la Religión)”.

Según el Ministerio de Defensa, los constantes ataques de los terroristas que se encuentran en esta región contra los territorios aledaños obligaron al Ejército sirio a tomar medidas de respuesta.

“Precisamente debido a las provocaciones procedentes de los grupos terroristas que se encuentran en la zona de distensión de Idlib y usan a los civiles de escudo humano ante los ataques del Ejército sirio que sufre la población local”, añade la nota.

El Ministerio ruso desmintió también las informaciones sobre la fuga masiva de refugiados procedentes de Idlib, al afirmar que estas “carecen de fundamentos”.

“Gran parte de los habitantes de la provincia de Idlib abandona las zonas peligrosas de modo seguro y se traslada a los territorios controlados por el Gobierno sirio”, indicó.

El Ministerio recordó que la principal tarea de Rusia y Turquía en Siria es la de “erradicar los grupos terroristas internacionales que radican en el territorio del país” con el fin de que los sirios puedan retornar a la vida pacífica.

En ese sentido, Rusia hizo un llamado a Turquía a “no dejarse llevar por las provocaciones y evitar decisiones no consensuadas y apresuradas” para llevar a buen término la misión en Siria.