El deterioro de los Servicios de Telecomunicaciones en República Dominicana

Por Balbueno Medina jueves 28 de marzo, 2019

Las interrupciones que en las últimas dos semanas han recibido los usuarios de los Servicios de Telecomunicaciones de las empresas Claro y Altice, confirman claramente que en la República Dominicana, hemos entrado en un proceso de deterioro de los mismos.

Las explicaciones que se han dado en torno a las sorpresivas interrupciones que se han presentado en los servicios de Telefonía, Internet y Televisión por Cable, no han convencido a los usuarios de estos ni mucho menos han sido resarcidos por los daños ocasionados.

Cuando este tipo de fenómenos se ha dado en otros países de la región, las circunstancias han apuntado directamente a la falta de inversión en la adecuación y mantenimiento de las redes de Telecomunicaciones, lo que demuestra que algunas de estas empresas de Telecomunicaciones han comenzado a extrapolar esa experiencia a nuestro territorio con el propósito de ahorrar grandes recursos económicos en detrimento de la población.

Los que conocemos mínimamente cómo funcionan las empresas de Telecomunicaciones, sabemos que quienes se dedican a ese negocio deben destinar una gran parte de su presupuesto a la adecuación y mantenimiento de las redes de Telecomunicaciones, que son las que mantienen la calidad del servicio a los usuarios, por lo que cuando se retrasan esos trabajos las consecuencias derivan en la precariedad de los mismos.

En tanto que el deterioro de los servicios aun cuando representa un tormento para los clientes residenciales, corporativos y personas en particular, para las empresas que incurren en esta práctica significa un gran ahorro de recursos económicos lo que demanda una mayor vigilancia y seguimiento a sus acciones por parte de los Órganos Reguladores de las Telecomunicaciones.

En lo que concierne al mercado de las Telecomunicaciones, las empresas Claro y Altice, representan más del 75 por ciento de los servicios que recibe la población dominicana, sin tomar en cuenta que también con propietarias absolutas de las infraestructuras de conectividad del país, lo que nos indica que en el hipotético caso de que se produzca una crisis simultanea de ambas, en cualquier momento se producirá un apagón total en los Servicios de Telecomunicaciones del país.

Tomando en cuenta los acontecimientos ocurridos recientemente en las principales dos prestadoras de Servicios de Telecomunicaciones, el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), debe proceder en lo inmediato a investigar las causas que originaron las crisis que provoco la salida repentina de los Servicios de Telefonía, Internet y Cable, de estas empresas para que proceda a corregir las fallas de lugar, porque de lo contrario nos encaminamos a sufrir las mismas interrupciones que recibimos en el Sistema Eléctrico Nacional.

No podemos permitir que la competitividad de nuestra economía se continúe deteriorando por la precariedad de Servicios esenciales como las Telecomunicaciones y el Eléctrico, gravando mucho más a la población con la adquisición de medidas alternativas que representan altos costos para la subsistencia del comercio y la vida de las personas.

El Estado dominicano, a través del Indotel, debe saber que Plan de Manejo de Riesgos y que mecanismos de contingencias, así como cuales redes alternativas, poseen las empresas Claro y Altice para hacer frente a las continuas crisis que se les han venido presentado en las últimas tres semanas y poner un freno a las mismas.

En caso de que no se adopte este mecanismo de supervisión y de control en las operaciones, no solo de Claro y Altice, sino de todas las prestadoras de Servicios de Telecomunicaciones, lo vamos a tener que lamentar porque definitivamente vamos a caer en una crisis similar a la que padecemos con la electricidad o posiblemente peor porque ahora más que nunca todos dependemos de un teléfono móvil para toda ocasión.

 

Por Balbueno Medina

Anuncios

Comenta