El caso Emely Peguero y la justicia dominicana

Por Jose Guerrero jueves 8 de noviembre, 2018

Nuestra sociedad esta insatisfecha y consternada con la sentencia emitida por el tribunal a cargo del caso del asesinato de la menor Emely Peguero, de 16 años, embarazada de seis meses, tras un aborto brutal y una paliza, bajo una actitud salvaje y cruel de sus asesinos con muy pocos precedentes en nuestro país.

Algo anda mal en nuestra convulsionada sociedad llena de violencia intrafamiliar, de penurias y de fracasos. No se explica porque no corregimos estos males imitando otros países desarrollados en donde se educa realmente y se resaltan los valores. Esto no puede estar sucediendo en pleno siglo 21. Revisémonos por favor.

Ayer, el Procurador General de la Republica, Jean Alan Rodríguez, dijo que apelara la sentencia alegre emitida por el Segundo Tribunal Colegiado de la Provincia Duarte, que impone cinco años de prisión únicamente a la imputada Marlín Martínez, implicada en la muerte de la adolescente Emely Peguero, lo cual considero justo.

No obstante, el procurador haber valorado la condena de 30 años de prisión que han otorgado a Marlon Martínez, (El Malón y Asesino), no tanto así con el dispositivo y las razones, “pero siendo 30 siendo la pena máxima, nos sentimos satisfecho y valoramos”, habría expresado el procurador.

Ha dejado claro el alto funcionario judicial que a pesar de que respeta las facultades de los jueces de dictaminar, “no comparte cinco años que le fueron otorgados a Marlín por lo que estará apelando la decisión de manera formal”

Rodríguez ha citado los artículos 59 y 62 del código penal, los cuales establecen de manera precisa en que consiste la complicidad, reseñando una participación antes, durante y posterior al hecho, lo que a su juicio mostro el ministerio público ante el Tribunal en el caso Emely.

Sostuvo también que “en los hechos ocurridos antes, la acusada sustrajo a la menor para el tema del aborto de su nieto, pero además, incito a su hijo Marlon, a que tenía que resolver eso hacerlo de manera inmediata Es decir, dijo el procurador, a su hijo a quien  tenía control sobre el, instarlo a que cometiera el hecho.

Asimismo, sostiene el alto funcionario judicial que “fue ella quien le facilito las llaves del apartamento para que fuera y ejecutara el crimen en perjuicio de la menor de 16 años de edad, dijo, “Hablamos de hechos comprobados”.

La verdad es que en toda mi existencia nunca había escuchado hablar de una madre que indujera a su hijo a un crimen tan atroz contra su novia, por un lado, y su nieto, por el otro.

No solo destrozaron la criatura que llevaba dentro al perforarle el útero, sino que, además, con premeditación y alevosía, le propinaron golpes contundentes que destruyeron su cráneo, solamente lamentamos que en este país no este establecida jurídicamente la PENA DE MUERTE, para este y otros casos similares que puedan presentarse.

Autor: José Guerrero. 

 

 

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar