El brasileño Óscar Schmidt pide un cambio de entrenador después de Río 2016

Por Persio Maldonado miércoles 1 de abril, 2015

Río de Janeiro, 1 abr (EFE).- El exjugador brasileño Óscar Schmidt, mayor ídolo del baloncesto nacional, defendió hoy que el argentino Rubén Magnano sea mantenido como seleccionador de Brasil sólo hasta los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016 y que después se le sustituya por haber cumplido su ciclo.

“Magnano ya cumplió su papel y lo hizo muy bien; clasificó a Brasil a los Olímpicos”, dijo Schmidt a Efe.

El antiguo alero con pasado en la liga ACB española, sin embargo, cree que, una vez concluidos los Olímpicos, la selección de Brasil de inicio a “otro trabajo”.

En opinión de Schmidt, que tiene en su haber el récord mundial de puntos marcados (49.737) y que fue máximo anotador en tres Olímpicos entre 1980 y 1996, su generación “fue olvidada” por la Confederación Brasileña de Baloncesto (CBB).

Schmidt, que actualmente lucha por superar un tumor cerebral que le fue detectado en 2011, recordó la importancia que tuvieron en el pasado jugadores como Cadum, Marcel y Guerrinha, que podrían asumir el comando de la selección.

El exinternacional brasileño destacó que “Guerrinha ganó la Liga de las Américas”, en referencia al título continental ganado el pasado marzo por el Baurú brasileño, actualmente dirigido por su excompañero.

“Ahora tiene que quedarse Magnano, hasta las Olimpiadas pero después…”, sembró la duda Schmidt. EFE