Domínguez Brito resalta importancia del acuerdo de París para RD

Por Carlos Luis Baron jueves 30 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-El Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Francisco Dominguez Brito, resaltó la importancia que reviste para el país haber aprobado el acuerdo de París.

“El denominado "acuerdo de las partes" de Paris no es un simple instrumento internacional que tenemos los dominicanos y demás países del mundo, Se trata de una respuesta a una amenaza global y que por sobre todo afecta a las naciones o estados insulares, que son más vulnerables a la variabilidad del clima”, dijo Dominguez Brito.

Advirtió que el tema del clima extremo implica en este momento para el mundo la recomposición de muchas áreas y territorios, que están siendo sometidos a periodos de inundaciones o sequías de forma irregular o nunca antes vistas, por lo que tenemos que avanzar no sólo hacía la mitigación de sus impactos sino a la adaptación ante la nueva realidad climática.

“Lo que estamos viendo respecto al futuro es para tomarse muy en serio, vivimos en una isla está catalogada entre las más vulnerables del planeta, compartida con Haití, que por sí mismo está considerado el tercer país más vulnerable del planeta frente al cambio climático”, entonces lo mejor que podemos hacer es empujar fuerte, trabajar muy duro por nosotros y por el hermano país, porque nuestra suerte en materia ambiental estará unida de forma permanente" indicó.

La Cámara de Diputados aprobó el pasado miércoles la ratificación del Estado Dominicano al Acuerdo de Paris, que es el instrumento jurídico climático y ambiental cuya adopción, firma y ratificación ha roto todos los records mundiales en el multilateralismo. Previamente el convenio había sido refrendado por el Tribunal Constitucional y conocido posteriormente por el Senado de la República.

Fue firmado por el presidente Danilo Medina el 22 de abril de 2016, junto a representantes de 176 países, durante ceremonia realizada en la sede de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York. El COP21 entró oficialmente en vigor 30 días después de la fecha en que 55 partes firmantes, que suman al menos 55% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero, depositaron sus instrumentos de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión, lo cual ocurrió el 4 de noviembre del 2016.

El documento de París identifica al cambio climático como "una amenaza apremiante y con efectos potencialmente irreversibles" para la humanidad y el planeta. Reconoce que existe una "grave preocupación" porque los compromisos asumidos por todos los países para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, aún distan aún mucho de las reducciones necesarias para contener la agravación del calentamiento global. Por ello entre sus metas se plantea contener el aumento de la temperatura "muy por debajo de los 2 ºC" respecto a la era preindustrial y "de seguir esforzándose por limitar ese aumento a 1,5 ºC".