Diputado preso que denunció a la familia Chávez es trasladado de cárcel

Por EFE martes 22 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, CARACAS.- El diputado regional venezolano Wilmer Azuaje, enfrentado al oficialismo desde hace más de una década por denunciar supuestos abusos de poder y corrupción de la familia del entonces presidente Hugo Chávez, fue trasladado de cárcel después de casi cuatro meses bajo custodia de la Inteligencia.

Azuaje es diputado por el partido opositor Primero Justicia (PJ) en el estado occidental Barinas, de donde es natural la familia del difunto presidente venezolano, y fue detenido el pasado 2 de mayo junto a Jovanny José Gonzalez Díaz, de quien las autoridades venezolanas dicen que es su cómplice.

Ambos han sido acusados entre otros de delitos de “posesión ilícita de arma de guerra”, “tráfico ilícito de munición” y “uso indebido de prendas militares”.

“La noche de este lunes finalizó la audiencia del dirigente de Primero Justicia y diputado regional Wilmer Azuaje donde se ordenó su reclusión en la penitenciaría de San Juan de los Morros (estado Guárico, centro-norte)”, explicó hoy el partido en un comunicado.

La formación opositora en la que milita Azuaje -que en su día perteneció al oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV)- denunció asimismo que al diputado le ha sido “violada su inmunidad parlamentaria” y acusó al Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) de tenerle hasta ahora “secuestrado” y de haberle sometido a “tratos crueles, vejaciones y violaciones de derechos humanos”, así como a un régimen de aislamiento.

“La dirigencia de Primero Justicia responsabiliza al Gobierno por la vida y la integridad física de Wilmer Azuaje y exige su inmediata liberación”, señala el comunicado.

La exfiscal general de la República Luisa Ortega denunció el pasado 19 de julio que Azuaje seguía preso “encadenado a una escalera” en la sede del Sebin de El Helicoide, en Caracas, pese a haber dictado el Tribunal Supremo de Justicia una orden de que fuera trasladado a su domicilio que no se ha ejecutado hasta hoy.

Ortega, que fue cesada el pasado 5 de agosto, denunció en los últimos meses en el cargo graves violaciones de derechos humanos por parte de las autoridades venezolanas.

Organizaciones proderechos humanos cifran en más de 600 el número de “presos políticos” en Venezuela y han denunciado que el Sebin no ha aplicado las órdenes de excarcelación dictadas por la Justicia para numerosas personas privados de libertad.

Apple Store Google Play
Continuar