“Dios dice ayúdate que yo te ayudaré”

Por José Peña Santana jueves 1 de febrero, 2018

No soy estudioso de la Biblia pero recuerdo algunos pasajes que escuchaba en las clases de catecismo de mis profesoras Eva Vásquez, (EPD), Luz María Acosta y Leida Cuevas, bajo la dirección de Sor María Elena en el colegio San Bartolomé en mi natal Neyba, cuando cursaba entre cuarto y sexto de primaria. De ahí pude comprender que la frase que se le atribuye a Dios y que muchos han afirmado durante largo tiempo que está en la Biblia, en realidad no aparece registrada en las Sagradas Escrituras, ni creo que algún personaje bíblico haya dicho tal frase, que por demás se podría considerar que va en contra del consejo divino.

Sin embargo, podemos colegir que dicha frase se popularizó en la antigua Grecia como una variante de lo dicho por Isaías 41:13: Soy el Señor tu Dios, que sostiene tu diestra, que te dice: “No temas, yo te ayudaré”. O la frase que se le atribuye a San Agustín: “Haz lo posible que Dios hará lo imposible”, y se puede asociar con el verso de Josué 1:9: “Esfuérzate y sé valiente; no temas ni desmayes”.

Estas frases originadas en la antigua Grecia me llaman a reflexionar sobre lo que declaró durante una visita a la ciudad de Santiago, el viernes 22 de diciembre del pasado año, el doctor Leonel Fernández, al contestar sobre la pregunta de si el PLD irá unido a las elecciones con Leonel a la cabeza. “El PLD irá unido al 2020 a ganar una vez más ya lo decidirá Dios, el pueblo dominicano y el partido si será con Leonel Fernández”. Estas palabras son respuesta de un hombre originario de una formación en valores familiares y religiosos.

Si bien es cierto que la bendición de Dios recae a los que se someten a su señorío, no menos cierto e  importante sería, la aplicación del verso de Josué 1:19: “Mira que te mando a que te esfuerces y seas valiente”. Un político entre más se esfuerce por hacer lo que le fue asignado, cumpliendo las reglas, será premiado. Si el político hace mucho por agradar a Dios, pero no cumple su parte con perseverancia, pues correría el riesgo de no ser recompensado.

Menos aún si “la competencia” está al asecho en interés de hacer desconocer ante la opinión pública los meritos alcanzados y las condiciones virtuosas de ese político. No obstante,  a sabiendas de que toda la comunidad política a lo interno y externo de su organización, sí lo reconoce, la mezquindad se empeña en distorsionar los hechos que acreditan a ese político, con el firme propósito de  tratar de aniquilarlo.

Aún cuando es verdad de Perogrullo, la expresión usada por ese hombre noble e íntegro de que “Dios pone y quita reyes” y “también ese mismo Dios pone y quita presidentes”, sigo creyendo que la frase que todos creen parte de la Santa Biblia y a pesar de que no lo es, continúa siendo importante y muy provechosa en su aplicación

El político que defiende lo que persigue a pesar de su creencia no queda mal con Dios, es justo  abonar el trayecto, y  en tal sentido el presidente Fernández está convocando a su país, recibiendo la aprobación cada vez más de la militancia de su Partido de la Liberación Dominicana, de las fuerzas vivas de la nación y de todos los que desean que avance y retorne el porvenir de la patria; su pueblo ya lo han comprendido y con la ayuda de Dios, no valdrá manera de desconocer la voluntad de un pueblo.

Con él al frente de su proyecto se define el futuro, que será completar su obra, la de su partido y la de su líder histórico, por ende la de Juan Pablo Duarte y la de la Republica Dominicana. “Dios dice ayúdate que yo te ayudaré”.

Anuncios

Comenta