Despiden a agentes de prisiones por tocar el trombón en boda de viuda mafiosa

Por EFE martes 21 de enero, 2020

EL NUEVO DIARIO, ROMA.- Cinco funcionarios de prisiones fueron despedidos este martes al descubrirse su participación como músicos en una polémica boda, la que unió al cantante neomelódico Tony Colombo con la viuda de un capo de la mafia, Tina Raspoli, el pasado marzo en Nápoles (sur).

Los agentes penitenciarios aparecen tocando el trombón en un vídeo de la boda, en el momento en el que salen de la iglesia Colombo y Raspoli, viuda del asesinado camorrista Gaetano “McKay” Marino, e hija de otro histórico mafioso, Nicola Rispoli, alias “Boxer”.

El departamento de asuntos penitenciarios despidió a los agentes por “dañar la imagen del cuerpo”, ya que la boda ha estado envuelta en la polémica por la presencia de varios invitados con estrechos vínculos con la mafia, según los medios locales.

“Era una boda de puertas abiertas”, se defendió ayer en una entrevista al canal de televisión “La 7” el conocido como “Rey neomelódico”, Tony Colombo, quien añadió que aquel día “pasaron al menos 2.000 personas” a felicitarle.

“Nosotros no sabíamos quién se casaba, nos llamaron de una agencia para tocar y fuimos”, se defendió en declaraciones a esta televisión uno de los funcionarios despedidos, que aseguró que “no conocía los apellidos” de los cónyuges y que estaba “arrepentido”.

En una nota de prensa, el Sindicato de la Policía Penitenciaria lamentó los despidos pero señaló: “estamos seguros de que lo sucedido puede ser una advertencia para todos los miembros de este cuerpo de Policía Penitenciaria “.

La boda llamó la atención por los polémicos invitados, entre ellos los hermanos de la esposa, conocidos como “Boxer” por haber continuado el negocio de su padre, y condenados por asociación mafiosa, o el hijo de Tina Raspoli, Crescenzo, condenado a arresto domiciliario por haberle arrancado la oreja a mordiscos a un amigo.

También se puede observar en un vídeo al novio cantando abrazado con el líder mafioso Genny Carra, que poco después sería arrestado por asociación mafiosa, intento de homicidio y otros delitos.

Además, según informó “La 7”, había una mesa reservada para el clan De Lauro, uno de los más famosos de la Camorra y que controla la zona norte de Nápoles, presuntamente con la colaboración de la familia de la esposa.

Pero la boda no solo causó controversia por los invitados, ya que hay otra causa abierta contra Colombo por haber dado un concierto no autorizado la noche previa a la ceremonia en pleno centro de Nápoles.

Según la justicia, el cantante se valió de su amistad con el hermano del alcalde de la ciudad, Claudio de Magistris, para organizar un gran concierto camuflado de “flash mob”, una acción breve y multitudinaria.

Tony Colombo intentó rebajar la importancia del evento, que bloqueó durante horas la plaza Plebiscito de la ciudad, en su declaración a la justicia el pasado sábado, al asegurar que no montó un escenario sino “un pequeño estrado” y que creía tener todos los permisos necesarios.

Anuncios