Chile considera “insensato e innecesario” establecer una cuarentena total

Por EFE viernes 20 de marzo, 2020

EL NUEVO DIARIO, Santiago de Chile.- El ministro de Salud de Chile, Jaime Mañalich, dijo este viernes que es “insensato e innecesario” declarar una cuarentena total para combatir el coronavirus, que ya suma 434 casos en el país, una medida que le solicitan al Gobierno diversas autoridades locales y regionales.

“El daño que se produce es mucho mayor que el beneficio que se busca. Tenemos ancianos que viven solos, que dependen de una persona que los va alimentar al día, que no va a poder ir. Va a haber un acaparamiento masivo de productos que no van a estar disponibles para los que tienen menos dinero, va a haber especulación, entonces es una cosa de consecuencias tremendas. Es insensato e innecesario”, dijo Mañalich en la televisión local 24 Horas.

El ministro recalcó que la cuarentena total implica un “toque de queda de 24 horas, con vigilancia militar y policial en las calles, con presidio de quienes no lo respeten, que se va a prolongar por el tiempo por lo menos durante tres meses”.

“Un país que no quería nada de tropas en la calle, hoy clama porque tenga militares, armados, uno en cada puerta”, ironizó.

Este viernes más de medio centenar de alcaldes de municipios de todo el país y algunos parlamentarios de regionales pidieron al Gobierno que establezca una cuarentena total en todo el territorio.

De hecho, los alcaldes de las tres comunas que concentran la mayoría de los contagios en Santiago (La Condes, y La Reina y Vitacura) decretaron “cuarentena preventiva”, aunque no pueden potestad para que sea obligatoria.

Además, varios partidos de la oposición también firmaron un documento conjunto pidiendo al Gobierno que “decrete cuanto antes la cuarentena nacional obligatoria, asegurando a su vez el adecuado abastecimiento de insumos médicos de toda la red hospitalaria y de alimentos a la población”.

El ministro de Salud criticó estas posturas, dijo que “algunos no tienen la menor idea de lo que están pidiendo” y afirmó lo que están pidiendo lo alcaldes, “algunos con afanes populista y otros con afanes electorales, es una insensatez completa”.

“Lo que se está diciendo es absurdo, es una medida desproporcionada, la cuarentena tiene como sentido fundamental aislar a quienes están enfermos para que no contagien a quienes no lo están, ese es el sentido de una cuarentena, y tenemos que ir tomando las decisiones en la medida que sea necesario. O sea, cerramos los cines, cerramos los pubs, ponemos fronteras entre una región y otra, dejamos los barcos fuera, cerramos los aeropuertos… o sea hay una serie de medidas que hay que ir tomando responsable”, explicó.

Antes de hacer estas declaraciones, Mañalich y otros representantes del Gobierno mantuvieron una reunión con la Asociación de Municipalidades de Chile y acordaron crear una mesa social llamada Covid y en la que quieren también dar presencia al Colegio Médico de Chile.

MEDIDAS TOMADAS HASTA EL MOMENTO

Chile declaró el pasado miércoles el estado de excepción constitucional por catástrofe en todo el territorio por 90 días, lo que habilita a disponer de las Fuerzas Armadas para labores de asistencia que ya realizan para garantizar los suministros y la atención sanitaria, entre otras cosas.

Además, este decreto permitiría, de considerarse necesario, limitar el tránsito y la locomoción y establecer cuarentenas o toques de queda, algo que aún no se ha producido.

De momento, a nivel nacional, rige desde este viernes el cierre de cines, teatros, restaurantes, bares, discotecas y eventos deportivos; además del cierre de fronteras y el establecimiento de unas aduanas sanitarias para controlar el tránsito interno por posibles casos de contagio o sospechosos.

Las fronteras están cerradas desde el pasado lunes y también se suspendieron las clases en todos los centros educativos.

A nivel regional existen situaciones concretas de cuarentena establecidas por condiciones específicas de riesgo.

Una de ellas es en Caleta Tortel, 1.000 kilómetros más al sur en la austral región de Aysén, donde se encuentran confinados desde hace nueve días por un brote que obligó a aislar la pequeña y remota localidad.

Además, la Isla de Pascua, ubicada a 3.200 kilómetros de la costa de Chile en el océano Pacífico, se encuentra bajo cuarentena obligatoria preventiva, así como la sureña isla de Chiloé, y desde hoy, también la remota urbe de Puerto Williams tras registrar el caso positivo de un sanitario.

Anuncios