Carne brasileña que se vende en Chile es segura para consumo, dice ministra

Por El Nuevo Diario Martes 21 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTIAGO.- La ministra de Salud chilena, Carmen Castillo, dijo hoy que la carne brasileña que está a la venta en el país austral "es segura para ser consumida", pese a la suspensión de las importaciones por parte del Gobierno, tras el escándalo de adulteración destapado en el gigante suramericano.

"En este momento la carne de Brasil que está a la venta tiene toda la seguridad para ser consumida", subrayó la ministra a los periodistas, tras participar en una actividad junto a la presidenta Michelle Bachelet.

"Con todas las evaluaciones de nuestros fiscalizadores del área de salud, está absolutamente asegurada la calidad de la carne; si alguien detecta cualquier situación estamos disponibles para que hagan la denuncia" , precisó, destacando la labor y protocolos de los inspectores de sanidad chilenos.

En tanto, el ministro de Agricultura, Carlos Furche, quien anuncio este lunes la suspensión temporal de la importación de carne brasileña, afirmó hoy que "no hay constancia" de que exista carne adulterada en Chile.

Sin embargo, Furche informó que uno de los frigoríficos investigados en Brasil exportó carne de ave a Chile, por lo que solicitó a su par brasileño, Mairo Maggi, con quien se comunicó vía correo electrónico, detalles de las fechas de los envíos y en qué cantidades se realizaron.

El ministro chileno, además, puso paños fríos a unas declaraciones de Maggi, quien aseguró el lunes que Brasil tomaría "medidas fuertes" contra Chile, de mantenerse el cierre de mercado de las carnes.

"La relación comercial con Brasil es más que centenaria y no se va a ver afectada por este episodio", remarcó Furche.

Las autoridades mantendrán la suspensión de las importaciones como medida preventiva, hasta que se tenga claridad sobre el real estado de los productos bovinos de origen brasileño y la información relativa a qué importadores chilenos recibieron carne en condiciones irregulares.

Según cifras de la Asociación Chilena de la Carne (ACHIC), en 2016 el país austral importó 873 millones de dólares en carne vacuna, de la que aproximadamente un 33,5 % tuvo origen brasileño.

Asimismo, Paraguay (41,2 %), Argentina (17 %), Uruguay (3,3 %) y Estados Unidos (5,1 %) son otros de los proveedores que lideran la provisión de carne hacia el mercado chileno, que en 2016 anotó un aumento en volumen de un 22 % respecto al año anterior.