Cadena perpetua en Pensilvania a dominicano que ejecutó compatriota

Por Carlos Luis Baron jueves 9 de febrero, 2017

NUEVA YORK._ El dominicano Rafael Mora Polanco, fue condenado a cadena perpetua el lunes en la Corte Superior de Hazleton en Pensilvania, después que fue declarado culpable por un jurado de asesinar a su compatriota Jorge Marrero, el 11 de junio de 2015, por el control de venta de drogas.

Después de la decisión de los jurados, el juez del condado de Luzerne Michael Vough condenó a Mora Polanco a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional y le ordenó pagar una restitución por los costos de cargo, junto con $10.106 a la policía del estado de Pensilvania para costear el trabajo de laboratorio.

Polanco, niega que haya matado a Marrero y a través de su abogado mantuvo su inocencia. El jurista adelantó ayer miércoles que apelará el veredicto de los jurados.

Cynthia Díaz, viuda de Marrero dijo durante el juicio que perdonaba a Polanco y que está consciente del gran daño que el vicio de drogas que tenía el extinto, ha causado a su familia.

"Usted eligió tomar la vida de mi marido de distancia y se no ha mostrado remordimiento," dijo ella, tratando de alcanzar una caja de pañuelos ofrecidos por un abogado. "Pero te perdono en mi corazón porque Dios me perdonó. Sólo espero que algún día, mientras estés sentado en la cárcel puedas pensar en lo que hiciste y que tu corazón cambie".

Mora Polanco respondió reafirmando su inocencia, como lo había hecho durante el juicio que comenzó el miércoles de la semana pasada y concluyó este lunes.

"Voy a continuar igualmente reclamando mi inocencia", dijo. "El hecho de que la víctima ya no está con nosotros no significa que he cometido este crimen", dijo Polanco.

De acuerdo con la policía y las declaraciones de los testigos, Marrero fue herido de bala durante una discusión sobre en la calle Alter la noche del crimen, se tambaleó hacia abajo en la calle West Fourth y luego fue rematado con un disparo en la cabeza al estilo ejecución.

Un testigo que dijo haber escuchado un disparo y un grito, aseguró que vio Mora Polanco persiguiendo a Marrero antes de hacer otros tres o cuatro disparos en rápida sucesión.

Los fiscales alegaron que Mora Polanco quería matar a Marrero porque después de conseguir de un trato pada entregarle cocaína a la víctima, percibió que el occiso, que era un compañero narcotraficante, había estado tratando de robarle.

Después de unos 90 minutos de deliberación, el jurado determinó por unanimidad que Mora Polanco es culpable por el cargo de asesinato en primer grado por la muerte de Marrero.

La defensa de Mora Polanco, pidió que se sondeara a miembros del jurado después que el presidente entregó el veredicto al juez. Los 12 jurados se levantaron de sus asientos, uno por uno, y declararon que estaban de acuerdo con el veredicto.

El juez Vough también comentó sobre las drogas que llevaron a los dos hombres a enfrentarse la noche del asesinato.

"Este es otro ejemplo de que las drogas arruinan la vida después de todos", dijo el magistrado. "Muchas vidas se arruinan en Hazleton a diario por las drogas… ¿para qué?".

Antes de la sentencia, la señora Díaz describió cómo perdió a Marrero cuando se involucró con las drogas hace unos tres años. "Era un hombre amable y dulce. Esto fue muy terrible para nosotros, después que se metió a las drogas", añadió la mujer.

El fiscal Daniel Zola también alabó al jurado por creer en las declaraciones de testigos sobre la base de hechos corroborados.

En su testimonio la semana pasada, Mora Polanco afirmó que todos los testigos de cargo mintieron y trató de demostrar una coartada, mostrando el video de vigilancia de sí mismo en un Mini Mercado en Turkey Hill en el 800 de la calle Alter, 20 minutos después de que Marrero fue asesinado.

Frank McCabe, el abogado de Mora Polanco, dijo que su cliente apelará el veredicto del jurado.

Por Miguel Cruz Tejada