Aplazan audiencia conocería medida cautelar que pide suspender entrada de buques con GLP a Bahía de Ocoa

Por El Nuevo Diario jueves 28 de noviembre, 2019

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Los jueces del Tribunal Superior Administrativo (TSA)  aplazaron para el 11 de diciembre la audiencia de hoy para permitir a los representantes de la compañíaa suiza, Geogas Trading S.A., que tomen conocimiento de la documentación aportada en el proceso relativo a la solicitud de medida cautelar interpuesta por el Comité de defensa de la Bahía de Ocoa, y puedan aportar documentación en defensa de la referida empresa.

La continuación del conocimiento de la solicitud de medida cautelar se pautó para el 11 de diciembre”, informó el abogado Bartolomé Pujals, representante legal del Comité para la defensa de la Bahía de Ocoa.

Una nota de prensa indica que mediante la solicitud de medida cautelar, el Comité de Defensa de la Bahía de Ocoa persigue la suspensión del permiso emitido por el Ministerio de Medio Ambiente para la entrada de buques de gran calado para el trasiego de GLP en la indicada bahía, que forma parte del Parque Nacional Francisco Alberto Caamaño Deñó, y cuyo Plan de manejo prohíbe expresamente este tipo de actividades.

Agrega que el uso de la Bahía de Ocoa para el trasiego de GLP se inició alrededor de 2006 para suplir de manera temporal una necesidad nacional. Sin embargo, y pese a que en el territorio dominicano ya existe la infraestructura para almacenar GLP capaz de abastecer la demanda nacional, se ha continuado utilizando la bahía para estos fines, y se pretendió normalizar su uso mediante la emisión de un permiso ambiental, a todas luces irregular, en 2016.

“Durante prácticamente todo el año, miembros del citado comité han agotado una intensa agenda en los medios de comunicación e instancias gubernamentales denunciando el inminente riesgo medioambiental que se cierne sobre la Bahía de Ocoa”, indica el documento de prensa.

Añade que en el año 2016, “el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales otorgó un permiso en virtud del cual autoriza a la empresa Agencias Navieras B&R (hoy Agencias Navieras Rannik) a operar una terminal de dispendio de GLP mediante un barco de gran calado anclado en la Bahía de Ocoa, desde donde se distribuiría este combustible a otras islas del Caribe. Sin embargo, la entrada de este tipo de embarcaciones a la Bahía está expresamente prohibida por el Plan de Manejo del parque, que fue preparado por los propios técnicos del Ministerio de Medio Ambiente”.

“Se trata a todas luces de un permiso otorgado de manera irregular y por cuya anulación estamos abogando en la jurisdicción que corresponde que es el Tribunal Superior Administrativo”, dijo por su parte, Randy Custodio Brito, miembro del Comité.

“La situación se torna más preocupante al considerar que tras una inspección realizada en septiembre del 2018, técnicos del Ministerio de Medio Ambiente constataron que la empresa beneficiaria no estaba dando cumplimiento a las disposiciones del permiso, a saber, en ese momento no estaba al día la fianza medioambiental, no habían presentado los informes de cumplimiento medioambiental (ICA) y el barco se encontraba fuera de la ubicación específica asignada en el permiso, entre otras. Estas violaciones, según el propio permiso, justifican su suspensión; sin embargo, esto no sucedió”, agregó.

Al margen de las irregularidades arriba reseñadas, el trasiego de GLP mediante embarcaciones de gran calado supone un terrible riesgo, pues la incursión de estos buques destruyen con sus grandes anclas el fondo marino del parque, y con ello el hábitat que se procuró proteger con la creación del Parque Nacional, sin contar con el vertido de aguas de lastre que los barcos vierten en la Bahía contaminándola, o la tragedia que supondrá para las comunidades aledañas un escape de gas o una explosión.

 

Anuncios