Alcalde de Liverpool acusa al periódico The Sun de crimen de odio

Por admin sábado 15 de abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, LONDRES (AP) — Una denuncia del alcalde de Liverpool provocó una investigación policial en Gran Bretaña sobre si una columna del periódico The Sun suponía un crimen de odio.

El alcalde, Joe Anderson, pidió el despido de Kelvin MacKenzie por una columna en la que comparó con un gorila a un futbolista con raíces africanas.

MacKenzie "no debería trabajar para ninguna organización de medios en este país", afirmó el alcalde, que acusó al periodista de tener una "vena vengativa" contra el Liverpool, una ciudad portuaria situada unos 340 kilómetros (210 millas) al norte de Londres conocida como lugar de nacimiento de los Beatles.

The Sun, un popular tabloide propiedad de Rupert Murdoch, se ha disculpado por el incidente y suspendido al columnista, un provocador exeditor del diario y que ha chocado con los aficionados del Liverpool en el pasado.

"Las opiniones expresadas por Kelvin MacKenzie sobre la gente de Liverpool eran erróneas, sin gracia y no son la opinión del periódico", indicó el diario en un comunicado.

El tabloide dijo no estar al tanto de las raíces africanas del jugador y aseguró que no se había pretendido hacer ningún insulto. El periódico prometió una investigación completa cuando MacKenzie regrese de las vacaciones.

MacKenzie era el responsable del Sun cuando el tabloide publicó un titular en primera página culpando a los aficionados del Liverpool del Desastre de Hillsborough de 1989, en el que murieron docenas de personas y cientos resultaron heridas.

Se disculpó más de dos décadas después.

Eso hizo sus comentarios sobre la inteligencia del jugador del Everton Ross Barkley especialmente polémicas.

La policía dijo el sábado que investigaba el asunto tras recibir una denuncia por internet de un ciudadano.

"Ahora se están realizando investigaciones para establecer todas las circunstancias del incidente", señaló la policía en un comunicado. "Nos tomamos las acusaciones de crimen de odio con extrema seriedad".

La columna fue retirada del sitio web del periódico.