Acusan a hombre de violar hija e hijastras durante una década en Brooklyn

Por Miguel Cruz Tejada martes 13 de octubre, 2020

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ Cinco hermanas denunciaron ayer que fueron violadas sistemáticamente durante década (desde 1983 hasta 1992)  por su padre y padrastro Luis Olivo, preso ahora por agresión sexual a un niño, desde que  ellas tenían 10, 13 y 6 años de edad, en Brooklyn, Nueva York.

La hija Heiddis Olivo y las hijastras Elba Garrison, Kathy King, Tahsha Hernández y Jocelyn Hernández, relataron en una entrevista con el tabloide New York Post, que ellas comenzaron a ser abusadas por el hombre desde que él se mudó con la mamá en el apartamento que compartían en Brooklyn en la década de los noventas.

Dijeron creer que la madre nunca denunció los abusos porque no lo sabía y ellas no se lo dijeron por temor al padrastro.

El señor Olivo, quien fue liberado con fianza pagada por la organización “Bronx Freedom Fund”, abusó de un niño de 3 años de edad en 2019 estando bajo libertad condicional.

Esa misma organización, sacó de la cárcel con fianza al dominicano Randy Santos en agosto 2019, quien asesinó a cuatro desamparados en el Barrio Chino en uno de los más brutales asesinatos múltiples en la historia de la ciudad.

Entre esas víctimas había un mexicano.

Olivo, ahora de 64 años de edad fue condenado a cinco años de prisión después de declararse culpable de abusar sexualmente de dos niños pequeños, según la fiscal del distrito de Queens, Melinda Katz.

Admitió que atrajo a un niño con un globo y luego empujó la cara del joven en su ingle.

Después de ser arrestado y acusado en octubre de 2019, el acusado fue posteriormente puesto en libertad bajo fianza.

Dos meses más tarde, Olivo fue arrestado de nuevo y acusado de abusar sexualmente de una niña de 8 años en un centro comercial de Jamaica.

Olivo, cuyo última residencia conocida fue un refugio para personas sin hogar en la calle 101 en Jamaica, Queens,  fue acusado de dos cargos  separados y se declaró culpable el 12 de marzo ante el juez de la Corte Suprema de ese condado Charles Lopresto, quien lo condenó a cinco años de prisión y a otros  cinco en libertad condicional.

Las mujeres relataron historias horribles de haber sido violadas antes de los 13 años y obligadas a realizar sexo oral a los  6,  con la hermana mayor diciendo que se sacrificó a la hija de Olivo a los 10 años en un intento inútil de conseguir que dejara a sus hermanas menores en paz.

“Esto me ha estado matando toda mi vida”, dijo Garrison, de 48 años, explicando que le dijo a Olivo que abusara de ella siempre y cuando no hiciera daño a las demás.

Garrison se enteró recientemente de que su ex padrastro enfermo, nunca dejó de abusar de sus hermanas y otros hijos, incluida una niña a la que abusó después de ser liberado con la fianza.

Las hermanas se enteraron  que Olivo abusó de un niño de 3 años en Queens en octubre de 2019, y fue liberado de la cárcel cuando “Bronx Freedom Fund” pagó su fianza de $2,000, dejándolo libre para volver a abusar de una niña de 8 años dos meses más tarde.

Después de enterarse de que Olivo todavía seguía cometiendo crímenes sexuales contra menores, las mujeres decidieron denunciar  lo que les había hecho a ellas también.

“Aprendimos a sobrevivir y a estar de acuerdo con ello, pero te destruye por dentro”, dijo la hija de 35 años de Olivo, Heiddis Olivo, sobre el abuso que ella y sus cuatro hermanastras, todas de la misma madre.

Las hermanas dijeron que decidieron hablar en un intento de ayudar a otras.

“Nunca crees que nadie te creería”, dijo Garrison. “Pero cuando supimos que había sido arrestado, pensamos que  realmente nunca cambió, y debe haber más víctimas'”.

Las mujeres detallaron cómo las obligó a realizar actos sexuales después de que él comenzó a vivir con ellas y su madre en el vecindario Bushwick de Brooklyn, a partir de 1983. Terminó saliendo de la casa en 1992, cuando él y su madre rompieron.

Las hermanas dijeron que no creen que su madre fuera consciente del abuso en ese momento.

Kathy King, de 45 años, dijo entre lágrimas que Luis comenzó a abusar de ella cuando tenía 9 años, y que el abuso se intensificó con el tiempo.

“Ni siquiera era una adolescente todavía, y fue entonces cuando hizo la mala obra y me empujó en la cama y me dijo que no dijera nada. Me dijo que  era sólo entre él y yo'”, dijo King.

“Fue terrible, todavía recuerdo el color de mi ropa interior”, dijo King, rompiendo en sollozos. “Me violó en la cama de mi madre. Sucedió varias veces”.

Tahsha de 38 años, dijo que se vio obligada a realizar sexo oral con su padrastro cuando tenía entre 6 y 8 años,

“Siempre hice lo que dijo porque no quería meterme en problemas con él. Sabía que mi madre lo amaba”, dijo Hernández.

“Sucedió varias veces a la semana, probablemente durante un año. Para mí, se sentía como para siempre”.

Garrison, que huyó de la casa a los 15 años debido al abuso, dijo que su padrastro había estado realizando sexo oral sobre ella y abusando de ella de otras maneras durante varios años.

Ella dijo que finalmente hizo su trato con el Diablo “porque realmente pensé que mantenía a mis hermanas a salvo”.

Jocelyn de 42 años, dijo que Olivo comenzó a tocarla  cuando tenía 5 o 6 años.

Dijo que vio por última vez a su padrastro cuando la pareja se toparon en un tren de la línea  M en la avenida Knickerbocker en Brooklyn en 1996, y el patético pedófilo trató desesperadamente de enmendarse.

“Me dijo que encontró a Dios y que lamentaba mucho lo que nos hizo cuando éramos niñas”, dijo Jocelyn. Le dijo que lo perdonaba y comenzó a llorar.

“Ahora siento que su disculpa no era verdad”, dijo.

“Es más que triste saber que continuó haciendo esto”, dijo Heiddis.

El pervertido fue arrestado por el crimen el 19 de octubre de 2019, y fue  liberado el 4 de noviembre de ese año,  gracias a la fianza que le pagó “Bronx Freedom Fund”  paras que menos de un mes después fuera arrestado otra vez  por meter su mano debajo de la falda de una niña de 8 años en un centro comercial de Jamaica, Queens.

“La organización sin fines de lucro debería preocuparse por estos niños pobres e indefensos. Luis no merece ninguna ayuda de nadie”, dijo Heiddis.

Olivo se declaró culpable de sus más recientes  crímenes sexuales en 2019,  en  julio 2020 y cumple los  cinco años la cárcel  Centro Correccional Marcy, en el condado de Oneida en la parte alta norte del estado de Nueva York.

Al igual que muchas víctimas de abuso infantil, las hermanas dijeron que estaban demasiado asustadas e intimidadas para presentar sus historias hasta ahora.

Heiddis dijo que recientemente intentó perseguir cargos criminales contra su padre, pero la Oficina del Fiscal de Distrito de Queens le dijo que el estatuto de limitaciones de los crímenes en su contra se había agotado.

Aun así, dijo que tiene la esperanza de que su padre permanezca tras las rejas durante mucho tiempo.

 

Apple Store Google Play
Continuar