Abogada panameña actuaba en Brasil por instrucciones de Mossack Fonseca

Por EFE Martes 14 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, Panamá, 14 feb (EFE).- La abogada María Mercedes Riaño, quien rinde indagatoria en la Fiscalía de Panamá por su supuesta vinculación en la trama de corrupción "Lava Jato", era una "representante de Mossack Fonseca" en Brasil y actuaba por instrucciones del bufete panameño, aseguró hoy su defensora, Aura Emérita Guerra.

La abogada panameña rinde desde el lunes indagatoria ante la fiscalía anticorrupción en el marco de una investigación por la que están detenidos preventivamente desde la semana pasada los socios principales del bufete, Ramón Fonseca Mora y Jürgen Mossack, bajo la acusación de blanqueo de capitales.

Al ser consultada por la versión de la defensa de Mossack Fonseca de que "la sociedad llamada Mossack Fonseca do Brasil no es propiedad" de los socios del bufete panameño y, por lo tanto, actuaba de manera independiente a cargo de Riaño, Guerra respondió: "eso no es cierto, se va a probar en su debido tiempo".

"Ella era una representante de Mossack Fonseca en ese lugar, se encargaba de las sociedades que ellos le mandaban, promoverlas y colocarlas en ese lugar", añadió Guerra en declaraciones a los periodistas este martes a las puertas de la sede del Ministerio Público (MP-Fiscalía).

La defensora de los socios principales del bufete panameño, Guillermina McDonald, dijo el viernes pasado que una "panameña abogada", que no identificó, es la propietaria de Mossack Fonseca Do Brasil y que "tenían con esta persona un contrato de representación".

"Mis clientes le vendían un producto que se llama sociedades y es esta persona quien finalmente vendía las sociedades a todos sus clientes, y ella tenía la obligación de saber a quién se lo estaba vendiendo", añadió McDonald.

La abogada Guerra indicó que "posiblemente hoy o mañana" terminará la indagatoria de Riaño, que según medios locales está bajo detención preventiva, extremo que una fuente judicial no confirmó a Efe este martes.

La Fiscalía panameña formuló a Fonseca Mora, Mossack, Riaño y a Edison Teano cargos por blanqueo de capitales el pasado jueves, con el argumento de que el bufete panameño es una "organización criminal" que ayudaba a lavar dinero en la trama de Lava Jato.

Fonseca Mora negó el jueves ante los medios su vinculación con La Jato, aunque reconoció que "algunas sociedades" anónimas constituidas por su bufete, que cifró en una decena, "han sido vendidas a abogados o a bancos que sí han tenido relación con algunas de las personas metidas" en el mayor caso de corrupción en la historia de Brasil.

La fiscal general de Panamá, Kenia Porcell, se reunirá el jueves y viernes en Brasil con su homólogo de ese país, Rodrigo Janot, informó este martes el Ministerio Público. EFE