Los 15 años de YouTube

Por EFE lunes 27 de enero, 2020

EL NUEVO DIARIO, El nacimiento de YouTube en 2005 tiene tres fechas clave: el registro de su dominio en Internet, el 14 de febrero; la carga de su primer vídeo en la red, el 23 de abril; y su lanzamiento oficial el día 15 de diciembre. Pero, cualquiera sea el punto de partida temporal que se elija para el comienzo de su viaje, su destino es el mismo: convertirse en uno de los gigantes de la Red.

En nuestros días pocas personas en el mundo desconocen YouTube, pero hace quince años, en sus orígenes, se podían contar con los dedos de la mano quienes habían escuchado el nombre de esta plataforma en línea, que rápidamente pasó de ser un sitio dedicado a vídeos de aficionados a una web que distribuye contenido audiovisual original a escala planetaria.

Un progreso exponencial

“El 14 de febrero de 2005, los antiguos empleados de la plataforma de pagos en línea PayPal Chad Hurley, Jawed Karim y Steve Chen activaron el dominio YouTube.com, poniendo en marcha este sitio web para compartir vídeos”, informa el profesor universitario en Ingeniería Informática, Heli Sulbarán Luzardo, editor del blog Efemérides en Tecnología.

“Habían creado el sitio web para poder subir y ver los vídeos de sus fiestas pero, al poco tiempo de estar en línea, los creadores se percataron rápidamente de que los usuarios cargaban toda clase de vídeos, dejando atrás la idea original”, explica Sulbarán

Poco después de que el sitio se abriera de forma limitada (‘en versión beta’) en mayo de 2005, atraía a unos 30.000 visitantes por día. Cuando se lanzó oficialmente ya estaba atendiendo más de dos millones de visualizaciones de vídeos diarias, y en enero de 2006, ese número había aumentado a más de 25 millones de visionados, según datos de la Enciclopedia Británica (EB).

Según esta misma fuente, en marzo de 2006 la cantidad de vídeos disponibles en el sitio superó los 25 millones, con más de 20.000 vídeos nuevos cargados diariamente y, en el verano de 2006, esta compañía con su sede en San Bruno, California (EEUU), publicaba más de 100 millones de vídeos por día, sin mostrar signos de desaceleración.

“YouTube ha pasado de ser una simple plataforma de “colgar videos en internet” en los años 2005-2006 a ser la mayor plataforma de videos, a la que solo Facebook puede igualar en cantidad de usuarios. Si tomamos en cuenta los móviles, llega a una audiencia mayor que cualquier productora de televisión o canal de cable”, señala Sulbarán a Efe.

En noviembre 2006 Google completó la adquisición de la compañía por un monto de 1.650 millones de dólares (US$) y hoy YouTube, disponible en cuarenta idiomas, tiene cientos de millones de usuarios registrados y un archivo de vídeo en constante expansión que añade cientos de horas de vídeo cada minuto, según el servicio de noticias científicas SINC.

Máquina de la fama instantánea y global

“La red social de vídeos más grande del mercado digital”, “la máquina de la fama instantánea y global”, rápidamente se convirtió en una de las webs más visitadas del mundo y fue un éxito instantáneo, al alentar a las personas a colgar sus vídeos personales, aunque también acabó siendo un terreno fundamental para la industria del entretenimiento, según esta fuente.

Esta plataforma multimedia alumbró el fenómeno de los ‘youtubers’, usuarios que introducen y comparten vídeos atractivos sobre una temática a través de un canal propio, y se han convertido en una fuente de información y entretenimiento para los nativos digitales, ganando en algunos casos mucha fama y dinero y captando millones de seguidores y suscriptores.

Además, la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), en España, destaca el potencial de este “repositorio audiovisual con más de mil millones de usuarios para publicar, visualizar y compartir vídeos informativos o didácticos”, además ponderan sus listas de reproducción en las que “se pueden agrupar vídeos sobre un mismo tema, facilitar su comprensión y multiplicar las visualizaciones”.

Con su lema ‘Broadcast Yourself’ (Trasmite tú mismo), el sitio se convirtió en un medio de difusión global de vídeos, algunos ‘virales’(muy propagados por Internet), aunque el inmenso crecimiento del tráfico les creó una serie de problemas.

La compañía continuamente tenía que comprar más equipos informáticos y más conexiones de banda ancha a Internet, afrontando unos costos crecientes, según la EB.

También tuvo que afrontar problemas a causa de los derechos de autor del material audiovisual y musical que subían los usuarios a la plataforma. Se les atribuyó la censura de material y se les acusó de difundir contenidos inadecuados, según SINC.

Para reducir el riesgo de demandas por infracción de derechos de autor, Google negoció acuerdos con varias compañías de entretenimiento que permiten a los usuarios de YouTube incluir en sus contenidos cierto material de vídeo y canciones protegidas por copyright, y acordó eliminar decenas de miles de archivos de vídeo con derechos de autor, según la EB.

Apple Store Google Play
Continuar