829-917-7231 | 809-866-3480

Zidane cree que sobraron “5 minutos” y que no les va a “afectar fin de racha”

Por Carlos Luis Baron Domingo 15 de Enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, Sevilla (España), 15 ene (EFE).- El técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, dijo tras caer 2-1 en Sevilla que les sobraron "cinco minutos", en los que encajaron los goles, y que "es duro perder así, pero puede pasar", y afirmó que "ahora es difícil", pero que a su equipo no le "va a afectar el fin de la racha" de cuarenta partidos invicto.

En la sala de prensa del Ramón Sánchez Pizjuán, Zidane aseguró que, aunque está "un poco decepcionado por los dos goles" encajados, haber perdido "no va a cambiar" e insistió en que sí tienen que "digerir la derrota porque a nadie le gusta perder, y menos de esta manera, jugando 85 minutos así, pero es fútbol y hay que aceptarlo".

Para el entrenador francés, fue "un gran partido por parte de ambos equipos, por eso es duro, porque haciendo el partido que hicimos la derrota es un poco fuerte", indicó, además de apostar por "seguir" con lo que han hecho "hasta ahora", pues sabían que "algún día iba a pasar esto, y ya está".

"Ahora tenemos que meter otra vez motivación (en el vestuario) para seguir adelante. Sabíamos que iba a pasar un día, va a ser difícil de todas formas y ahora el final de temporada se ha complicado porque vamos a tener otros partidos difíciles. La pena han sido los dos goles a cinco minutos del final, pero hay que aceptarlo", subrayó.

Zidane señaló que le gustó cómo jugó su equipo con el cambio de sistema al poner tres centrales, "con personalidad", lo que justificó en que al disputar "tres partidos contra el mismo rival en apenas diez días había que cambiar", y añadió que está "contento por lo que hicieron todos los jugadores".

Declaró que el 1-1 llegó "en una falta con un gol en propia meta y el otro tras una pérdida de balón, pero esto puede pasar", mientras que lo hicieron "muy bien durante 85 minutos" y está "orgulloso" de sus jugadores y de "los cuarenta partidos invictos, pero ahora hay que descansar, pensar en el partido del miércoles" en Copa contra el Celta y "meter otra dinámica y motivación" al equipo.

Al respecto, admitió que "ahora es muy difícil" tras la derrota, pues llegó "faltando cinco minutos" y con el equipo jugando como lo estaba haciendo, negó que se debiera a "una falta de concentración" y lo achacó a que "son momentos en un partido: una falta con gol en propia meta y una pérdida de balón; en 90 minutos eso puede pasar".

El técnico madridista afirmó que lo analizarán porque "siempre" pueden "mejorar", pero recalcó que está "muy contento por el partido" en general de los suyos y por lo que hicieron, aunque "un poco decepcionado por los dos goles".

Además, se mostró "muy orgulloso" de Sergio Ramos por su "gran partido, con personalidad", y le restó importancia a su gol en propia puerta. "No pasa nada", dijo, "esto es fútbol y ahora hay que pensar en el próximo partido y felicitar al Sevilla por su actuación".

Sobre el Sevilla, Zidane aseveró que "siempre" lo ha visto "con opciones de luchar por la Liga, hoy lo ha demostrado otra vez", si está segundo "es por algo" y "va a pelear por la Liga, seguro". EFE