Yuniol Ramírez y la Complejidad de un Crimen

Por José Pérez Méndez viernes 20 de octubre, 2017

El secuestro y posterior asesinato del abogado Yuniol Ramírez Ferreras se ha convertido, sin que se lo  propusieran  sus autores, en el más complejo crimen que haya ocurrido en los últimos años en la República Dominicana. La complejidad no sólo se manifiesta en el ámbito legal sino que ha transgredido los ámbitos social y político al mismo tiempo.

En Yuniol Ramírez se conjugan el político, porque pertenece al PRM y fue su candidato a senador por San Juan de la Maguana en las pasadas elecciones, el comunicador y también el dirigente de la Convergencia Nacional de Abogado (CONA). Fue un apologista de la confrontación que enfrentó a diversos sectores de la vida nacional.

Su muerte ha contribuido a exaltar los ánimos de diversos entes que se han enaltecido por la forma como ocurrió su desaparición, hasta que finalmente se estableció con claridad y seguridad que los autores materiales de su muerte fueron dos empleados de diferentes rangos de la agencia gubernamental conocida como OMSA, que organiza y dirige el servicio de autobuses en el Gran Santo Domingo.

Las razones de su muerte están basadas supuestamente en las denuncias de corrupción de dicha agencia gubernamental y las acción legal que había emprendido contra el director de la misma, Manuel Rivas, a quien se le señala como el autor intelectual de su muerte.

La justicia ha considerado el caso como complejo pero la complejidad del caso es mayor en lo social y lo político que en lo legal, debido a las afirmaciones de la fiscalía de que el occiso extorsionó a su acusado por la suma de 4 millones de pesos, de los cuales se le llegó a entregar un millón como primera partida para que abandonara la persecución contra la corrupción en la OMSA.

A la fiscalía, o le creemos todo o no le creemos nada, ya que no hay razón para que diga la verdad en una parte  del caso y mienta  en otra  parte del mismo, porque si miente en lo de la extorsión entonces pierde credibilidad para conducir el caso hasta el final. Además sus afirmaciones deben estar basadas en evidencias irrefutables.

De ser verdad que el abogado extorsionó a Manuel Rivas, Director de la  OMSA,  es muy probable que haya extorsionado a otros funcionarios del gobierno, ya que no tiene sentido hacerlo con uno y no hacerlo con los otros, porque el objetivo de su accionar no sería la transparencia sino la obtención de dinero a cambio de no continuar con la acusación.

Entonces tenemos a un hombre que denunciaba la corrupción mientras la practicaba de una manera peor como lo es la extorsión. Esa es la única conclusión posible a tantas reuniones y encuentros entre Yuniol Ramírez y los representantes de Manuel Rivas. No hay ninguna otra razón para que se realizaran esas reuniones porque no se puede estar acusando a alguien de corrupción y al mismo tiempo también negociar con él. No había nada que negociar porque las partes eran antagónicas.

La investigación debe continuar hasta las últimas consecuencias ya que es posible que haya más personas involucradas en el lado de Yuniol Ramírez. Una sola persona no podía ser el único responsable de eso ya que se trata de algo muy complicado, al mismo tiempo que la suma de dinero era bastante para que fuera a parar a una sola mano.

De la misma manera que se debe auditar a la OMSA para establecer si hay corrupción en la misma, se debe investigar a CONA y al mismo Yuniol Ramírez aunque esté muerto a los fines de establecer con claridad las fuentes de financiamiento de dicha organización. Para llevar a cabo una tarea como la que asumió el occiso y su organización llamada CONA se necesita de fondos y estos deben venir de algún lado porque nadie en RD quiere trabajar de gratis en un país con tantas limitaciones de ingreso y necesidades insatisfechas.

Quizás esto sirva de inicio a lo que debería ser una gran lucha contra la corrupción en todos los sentidos y ámbitos; en lo político, en lo social, en lo empresarial y en lo gubernamental. Siempre he dicho y he creído que el problema de la corrupción es más complejo que lo que muchos piensan, y que no hay mucha gente en RD que estén realmente interesados en eliminar la corrupción  sino que la usan como punta de lanza en su lucha por otros objetivos, algunos de los cuales son formas peores de corrupción.

Esperemos que los días por venir nos den más luz en este serio y complejo caso como lo es el caso Yuniol Ramírez-OMSA.

 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar