#Yo te amo República Dominicana!

Por Jeovanny Terrero sábado 15 de junio, 2019

La calidad de la vida es directamente proporcional a la calidad de los pensamientos. No hay que abundar en la perenne queja, la decepción y la frustración que muchas veces nos abate.

En estos días se ha puesto de moda grabar un video y un movimiento creado por @Jomarigoyso, asesor de imagen estilista y presentador de Univisión de nacionalidad española con un hastatg que dice #yoteamorepublicadominicana., donde se expresa  porque amamos nuestro país, y me recordé de este trabajo de autor desconocido que lo tenía guardado, pues me identifico con todo su contenido pues  también amo mi República  Dominicana.

Y es que uno de nuestros grandes defectos es denostar lo nuestro y echar loas a lo foráneo. Caemos en el craso error de compararnos con otros países. Cada país es diferente.

No tenemos las langostas de Maine, pero tenemos los camarones de Sánchez; no tenemos el trigo de Kansas, pero tenemos los arrozales de San Francisco de Macorís; no tenemos las papas de Idaho, pero tenemos la yuca de Moca y los plátanos de Barahona.

No tenemos la cocina exótica europea, pero tenemos nuestra sazón del medio del Caribe; no tenemos los Kiwis de Nueva Zelandia, pero tenemos guayabas por todas partes.

Somos los de los mangos y del dulce de leche de Baní, las tortas de Pimentel, los chicharrones de Villa Mella, los pasteles en hoja de San Cristóbal, el mabí del Seibo, los hojaldres y rosquetes del Santo Cerro. Aquí no cae nieve, pero tampoco la necesitamos. Dios nos ha bendecido  con un sol precioso, un cielo como ningún otro y unos paisajes que no los apreciamos hasta que dejamos de verlos.

No tenemos los vinos de Francia, porque naturalmente no somos franceses,  y este clima no es para ese tipo de cultivo. Y si así fuera, José Martí, el apóstol de la independencia cubana llegó a decir que “nuestro vino es agrio, pero es nuestro vino”.

Tenemos ron. Todos quieren tomar cerveza Presidente. Cigarros dominicanos. Bailar merengue. Contratar peloteros dominicanos. Hay quienes han dado más jonrones que nuestros peloteros, pero ninguno tiene el carisma del criollo.

¿Acaso no pudieran las pupilas asombrarse al ver un amanecer en la bahía de Samaná y la hermosísima vista de esta misma bahía cuando se va para Las Terrenas? Los campos del Cibao con la agricultura variada, las palmeras, la pródiga tierra, las casitas multicolores, la generosidad de los campesinos.

Las dunas de Salinas en Baní, la costa de Barahona y Pedernales, las Interminables playas del este llenas de cocoteros.

Hay acaso vista más bonita que la carretera desde Santo Domingo precisamente al aeropuerto, junto al Mar Caribe, con las diferentes tonalidades del agua y el efecto contrastante de los corales?

Del mismo modo, la carretera de la costa norte, colindante con el océano Atlántico, partiendo desde Puerto Plata, pasando por Sosúa, Cabarete, Gaspar Hernández, Cabrera hasta llegar a Nagua. Los ríos de Jarabacoa y Constanza.

El lago Enriquillo con flamencos y cocodrilos. Los cañaverales de San Pedro y La Romana. La basílica de Higüey a N.S. de La Altagracia. La iglesia de N. S. de Las Mercedes en el Santo Cerro.

Somos un pueblo alegre, de piropos, de bromas, de compartir en el  colmado, de hacer sancocho cuando llueve, de jugar domino, de jugar pelota en la calle, de salir a bañarse bajo la lluvia, de volar chichiguas en cuaresma, del café de la vecina, de serenatas, de “asaltos” de cumpleaños, de habichuelas con dulce, de discusiones por fritos verdes y concón, de cocinados y “serruchos”, de angelitos en navidad, de bailar en la calle, Hablar alto.

Como el merengue “Nosotros Somos Así” de Juan José Ayuso y Johnny Ventura: Es la patria que no engaña por la que yo vivo y muero.

Sol y mar, surco y montaña La Quisqueya que yo quiero Criollo por los cuatro lados La tierra de dónde vengo es mi orgullo más preciado y lo más grande que hay.

Nosotros somos así, mezcla de son y merengue. Un pueblo lleno de gente  que busca su porvenir Hombres que saben fajarse en el campo y la ciudad, que dan solidaridad y pelean si hay que pelearse.

Somos el país de Eduardo Brito, Oscar de la Renta, Juan Luis Guerra, Casandra Damirón, Luis Alberti, Julio Alberto Hernández, Ángela Carrasco, Rafael Solano, Fernando Villalona, Wilfrido Vargas, Johnny Ventura, Maridalia Hernández.

Nosotros somos dominicanos. Con defectos, males, pero con virtudes,

Valores y mucha fe.

 

Por Jeovanny Terrero

Anuncios

Comenta