Yermín… Un referente

Por Américo Celado S martes 6 de abril, 2021

Antes de comenzar la temporada de las Grandes Ligas, la imagen que tenía el fanático de la pelota nuestra de Yermín Mercedes era la del joven talentoso, con grandes habilidades para batear, pero que su comportamiento lo podía hacer fracasar.

Su mal manejo, producto de su evidente inmadurez, lo ha hecho lucir prepotente, impulsivo y desenfocado en sus propósitos de alcanzar ser un jugador estable por muchos años en las Mayores.

Incluso se expuso al escrutinio público con llevar a las redes sociales su tórrido romance con Alejandra, con quien se casó, que lo llevó en un momento a abandonar a los Tigres del Licey para viajar a Miami detrás de ella.

Hoy si revisamos las cuentas de Instagram de ambos, es notorio que algo ha sucedido porque tanto él como ella borraron todas las fotos en que aparecían juntos, lo que abre interrogantes, Hubo un rompimiento o decidieron darle privacidad a su relación?

Sin embargo, al comenzar la temporada lo que se ha visto es un Yermín en insuperable forma física y respondiendo con creces a la confianza del dirigente de los Medias Blancas de Chicago, el inmortal Tony La Russa, mostrando de manera impresionante sus cualidades como bateador.

Chicago le dio la oportunidad de iniciar como bateador designado y no se conformó con batear perfecto, de 5-5, el sábado pasado en su primer partido de la temporada, para ser el primero desde que Cecil Travis de Washington lo hiciera el 16 de mayo de 1933 contra Cleveland, sino que el domingo conectó tres indiscutibles, incluido un cuadrangular, en sus primeras tres veces al plato que impuso una marca impresionante de ocho hits de forma consecutiva.

Mercedes tendrá desde ya entre sus inolvidables recuerdos la hoja con las alineaciones del partido del 2 de abril firmadas por cada uno de sus compañeros con un mensaje del dirigente La Russa, así como su incuestionable selección como el primer pelotero de la semana de la liga Americana, al concluir su actuación bateando de 14-9 para .643 de promedio con un jonrón, dos dobles y seis carreras remolcadas.

Con este impresionante debut, Yermín puede servir de marco referencial para los jóvenes peloteros que luchan por lograr su sueño de jugar en las Grandes Ligas, que no importa tener un enorme talento, que si no se enfocan en mejorar cada día los aspectos del juego de forma disciplinada, el fracaso siempre estará latente al doblar de la esquina.

Por lo visto, Mercedes aprendió la lección, y muy bien.

Comenta