¿Y Qué importa si son 6, 7, 8 o 9? Danilo dijo: ¨que decidan los ciudadanos¨

Por Humberto Salazar martes 13 de agosto, 2019
Parece que dentro del Partido de la Liberación Dominicana se ha diseminado un virus tardío que esta afectando la razón de algunos que al parecer están involucionando y volviendo a sus orígenes, son aquellos que hicieron suya la frase de que el país estaba dividido en dos, donde los peledeístas se consideraban a si mismo miembros de una casta privilegiada, y cuando a todos los que militábamos en otros partidos políticos, en mi caso por supuesto soy reformista de origen y practica, nos consideraban personas de segunda clase.

Esto viene a cuento por el ruido que se quiere armar frente a la candidatura de Gonzalo Castillo, que sin dudas ha arrancado con una fortaleza notable, lo que al parecer ha causado algún tipo de escozor en la piel sensible de algunos miembros de la dirección del PLD, ya que se ha convertido en el blanco favorito de los creadores de fábulas del leonelismo y ahora en objeto de un intento de exclusión de parte de quien al parecer se considera a si mismo con un nombre propio para ser seleccionado como candidato único por el ¨danilismo¨.

Hay que recordar que el PLD se ha dado el lujo de prescindir de sus dos principales activos políticos para participar en las próximas elecciones nacionales, que los números fríos dicen que son Danilo Medina y Margarita Cedeño,  por ese síndrome de exclusión que parece estar afectando el juicio de algunos que creen que las elecciones se ganan con simples deseos o los liderazgos se obtienen contando historias antiguas.

Ese partido tiene que examinarse de arriba abajo, para evitar un voto castigo de parte de la mayoría de los votantes, que han visto estupefactos como por medios de trampas, mentiras y chantajes, entre otras practicas que no son precisamente ejemplo de practicas políticas éticas, los políticos mas populares del PLD han sido excluidos de una boleta que garantizaba el triunfo en primera vuelta solo por la ambición desmedida de algunos de sus dirigentes.

Nadie tiene dudas, así lo confirman todas las encuestas, que si la democracia se hubiera ejercido en el PLD, en el sentido estricto de que la decisión de los candidatos la decidiera la mayoría, en estos momentos nadie estuviera hablando de ninguno de esos once precandidatos porque quienes encabezarían la boleta del partido morado y todas las fuerzas aliadas fueran Danilo y Margarita, todos los demás sobraban.

Pero Danilo fue impedido de participar en las elecciones, una decisión que explicó públicamente y posteriormente el secretario general de ese partido y hoy precandidato Reinaldo Pared, se encargó de describir en publico lo que fueron las conversaciones privadas que sostuvo con el presidente de la República, algo inaudito e insólito en una persona de su experiencia y sapiencia política, de todos modos no hay secretos del porque Medina hoy no esta compitiendo como candidato.

Y en el caso de Margarita, la otra figura que era capaz de garantizar de inicio la ganancia electoral del PLD, esta fue por segunda vez objeto del maltrato de quien se supone debía protegerla, quedando fuera de la competencia a pesar de marcar en todas las encuestas muy por encima de todos los que hoy fueron aprobados por el comité central el pasado sábado, es decir ella tampoco estará en la boleta por obra y gracia de la mezquindad que parece haberse apoderado de grupos enquistados en la dirección peledeísta.

Y la verdad es que ante esta situación lo mejor que pueden hacer los actuales aspirantes a candidatos en el PLD, es tratar de hacerse el menor daño posible entre ellos para poder tener alguna oportunidad de ganar las primarias, que lamentablemente para algunos son abiertas, y frente a esto no sabemos que de importancia tiene que los candidatos danilistas sean 6, 7, 8 o 9, porque con exclusiones si es cierto que ningún va a parte como dicen en el campo.

Porque a ver; ¿que pueden ganar o perder Reinaldo, Amarante, Temo, Navarro, Francisco y Segura con que Gonzalo este o no este dentro del grupo que será medido para sacar un solo candidato y enfrentar a Leonel en las primarias abiertas del próximo 06 de octubre?, pues absolutamente nada porque al final de lo que se trata es de seleccionar al mejor posicionado en el momento en que se realicen las encuestas que se ha confirmado es el compromiso que existe.

Y si se quiere ser mas claro esto es puede analizar de acuerdo a diversos escenarios los cuales son todos posibles, pero de inicio se colige que lo mas probable es que si uno solo que se aparte de la ruta que se trazaron como grupo será sepultado por el resto, pues lo que se proyecta en el PLD es una polarización para las primarias abiertas entre danilistas y leonelistas en todos los niveles, muy especialmente a nivel presidencial.

Por esto no entendemos la posición de Reinaldo en el sentido de querer excluir a Gonzalo  del grupo danilista, pues es imposible para el actual secretario general del PLD sustraerse a la realidad de que no tiene ninguna oportunidad de disputarle la candidatura presidencial a Leonel Fernandez si no es parte de un grupo que lo apoye donde Castillo será una pieza fundamental, y como dice el dicho ¨lo que es igual no es ventaja¨.

Y si a ventaja vamos, Reinaldo debería sentirse con la fortaleza suficiente para quedar por encima de Gonzalo en unas encuestas que se realizaran en menos de un mes, ya que fue precandidato en las elecciones del 2016 y lleva mas de 1 año siendo precandidato y recorriendo el país, lo que se supone le daría una ventaja al realizar una medición porque el nivel de conocimiento de la población, algo fundamental para este tipo de estudio.

Entonces ¿cual es el problema de que los midan a todos, incluyendo a Gonzalo Castillo, y que Reinaldo se comprometa a apoyarlo si es que de forma clara le gana el novato, que por supuesto es el que menos campaña ha hecho en las lides de las aspiraciones y quien se supone esta en desventaja ante tantos veteranos que llevan 40 años haciendo sonar su nombre en toda la arcaica estructura partidaria del PLD?.

A veces nos cuesta entender a la gente, hemos visto a tantos aspirantes a la presidencia de la República, con algunos hasta hemos trabajado en forma muy cercana, que nunca lograron entender cuales fueron las razones por las cuales no lograron su sueño de ser presidente de una República como la nuestra, donde la regla es la democracia, y por lo tanto quien gana es quien posee el toque para obtener mayorías en un momento determinado.

Alguien se ha sentado a analizar el o los porqués figuras de años en la política como Hatuey Decamps, Quique Antún, Joaquín Ricardo, Lidio Cadet o José Tomás Perez, todos secretarios generales de los principales partidos políticos en la República Dominicana, nunca pudieron construir un proyecto presidencial con posibilidades de éxito a pesar de haber aspirado en varias ocasiones y en diferentes circunstancias.

¿Será que tiene una maldición el cargo de secretario general o las responsabilidades inherentes a esa función partidaria imprime un sello partidario tan adherido a la personal que es un freno para las aspiraciones presidenciales?

No damos consejos a quienes no nos lo piden, pero lo mejor que podría hacer Reinaldo es ponerse a trabajar política e intentar subir y ganar en las encuestas que se supone se realizaran a principios de septiembre, si son 6 o 7 u 8 ese no debe ser su problema porque el objetivo que debe plantearse es quedar en primer lugar, excepto que entre sus planes este dar un salto al vacío, si quien encabece esas mediciones es Gonzalo Castillo, si es así, pues cada quien es dueño de sus actos.

Y hay que recordar que hablamos de encuestas donde se reflejará el apoyo de toda la población con el objetivo de elegir a un precandidato que someterá su nombre a todos los ciudadanos.

Son primaras ABIERTAS, cosa que algunos parecen olvidar y siguen usando métodos viejos para ganar elecciones nuevas,  por lo que tanto color morado y tanto juramento de pertenencia e historia peledeista valen muy poco para una población joven con vínculos partidarios muy débiles.

En la ola de lo que viene el 06 de octubre, muy poco le importan a los electores los años de servicio partidario o si usted vendía periódicos en la universidad para ser parte del PLD, eso es historia antigua, obtendrá la mayoría quien convenza a los votantes de que es la persona con las mejores ideas para resolver los problemas del país y esto solo se logra haciendo propuestas, no exactamente creando ruidos innecesarios porque el tiempo les apremia para ganarse el favor popular.

Por Humberto Salazar

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar