Y nos siguen cobrando ilegalmente el 10% de propina ley cuando es “para llevar´´

Por Lorenny Solano lunes 9 de enero, 2017

Después que uno empieza a manejar su propia empresa de la cual debe estar pendiente de detalles como el pago periódico de las imposiciones que el Estado demanda por la facturación de bienes y servicios o por las declaraciones de los movimientos de la misma es cuando tomamos conciencia de lo costosa que es la vida y de cómo un empresario debe actuar para mantener su negocio.

Resulta que hace meses vengo revisando con más cautela cada una de las facturas que emito o que consumo para estar pendiente de que tengan su número de comprobante fiscal, así como saber el monto del Impuesto sobre Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios que todos conocemos como ITBIS, buscando estar en regla pero sobre todo para no tener que pagar nada de más, a fin de cuentas es importante saber hacia dónde va el dinero que producimos y cuánto se gasta en dichos bienes y servicios.

Cuánta gente en República Dominicana sale a comprar en bares y restaurantes para consumirlos en su casa u oficina. Hoy está muy de moda el denominado “drive through´´, “take out´´, o en español “para llevar´´ que es una forma de adquirir un producto de forma más rápida para consumirlo fuera del establecimiento, lo que evita que tengas que usar el personal ni ocupar un lugar en el mismo.

Pero cuántas de esas personas se han dado cuenta que en muchos por no decir en todos los establecimientos clasificados como bares y restaurantes les siguen cobrando el 10% de propina de ley aparte del 18% del ITBIS.

Esto no es correcto ni legal, ya que las mismas leyes que lo establecen determinan que este impuesto es solo para cuando los clientes van a consumir dentro del establecimiento y tenemos constancia que no lo hacen por ignorancia porque ya han sido informados.

Así lo deja establecido un comunicado del 30 de agosto del 2016 que emitió el Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor) firmado por su directora ejecutiva la doctora Anina Del Castillo, que especifica que acorde a lo establecido en el artículo 228 de la Ley No.16-92 del Código de Trabajo de la República Dominicana cuando el usuario indique que su compra será “para llevar” (take-out) o “a domicilio” (delivery) dicho porcentaje no puede ser aplicado.

Este comunicado también expresa que los establecimientos que no cumplan la ley se les van a aplicar las acciones correspondientes, pero al parecer Pro-Consumidor no ha salido nunca a hacer una pequeña inspección o tal vez no ha recibido quejas de los contribuyentes, porque tengo varias semanas recolectando facturas de establecimientos que siguen cobrando el 10% de propina aun manifestándoles que es ilegal. Podríamos poner algunos ejemplos pero sería extender innecesariamente este artículo ya que la mayoría lo está pagando y muchos no lo saben.

Es una situación que pasa inadvertida frente a nuestros ojos día a día y que por ende enriquece de manera indescifrable a los propietarios de bares y restaurantes.

Si tomamos en cuenta además que cuando sí utilizamos los servicios dentro de algún bar o restaurante a sabiendas de que se nos cobra ese 10% de ley muchas personas también optan por dejar alguna propina extra para quien lo atendió, lo que incrementa aún más el gasto.

Un detalle mucho más curioso de esta investigación es el hecho de que muchos bares y restaurantes ni siquiera distribuyen entre sus empleados lo que recaudan legal o ilegalmente con este impuesto, lo que hacen muchos establecimientos en cambio, es repartir lo colectado en la propina extra que dejan los clientes y así mantienen a su personal en calma.

Cuánto dinero nos ahorramos al año si sumamos cada uno de esos porcentajes que se cobran de manera ilegal, pero mejor aún, cuánto facturan los propietarios de bares y restaurantes con esa práctica ilícita que reiteramos no siempre es distribuida entre a quienes está destinada por ley que es a los empleados como una forma de incentivarlos para dar un mejor servicio.

De hoy en adelante cuando usted vaya a un bar o restaurante y diga que su consumo es para llevar, asegúrese de que no le cobren el 10% de propina de ley porque estarán estafándolo y cometiendo una ilegalidad, o mejor aún, denúncielo a Pro-Consumidor a ver si dejan de vernos la cara de indios.

Mientras menos informada está la ciudadanía más fácil se le hace a todos los sectores abusar de ella y violar sus derechos. La ignorancia de la población es el arma de muchas personas y empresas para enriquecerse ilícitamente y esto no se detendrá hasta que se denuncie, se reclame y se sancionen estas acciones.

 

Comenta