William Acevedo Fernández

Por Ramón Saba

Nació el 2 de enero de 1962 en Santo Cerro, La Vega.

Poeta, ensayista, narrador, crítico literario, promotor cultural, auditor y catedrático universitario. Licenciado en Contabilidad y Auditoría por la Universidad Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) y posee una maestría en negocios por el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). Posee una dilatada experiencia laboral de 40 años en los sectores financiero, cooperativismo, telecomunicaciones, docencia, asesoría y auditoría: En BanReservas fue administrador de sucursales; en Cooperativa Vega Real fue gerente de crédito y administrador de sucursal; catedrático y asesor del rector en la Universidad Tecnológica del Cibao (UCATECI), además de profesor de administración. Asesor del Rector; en Aster Telecomunicaciones, gerente de sucursal La Vega y asesor financiero de varias empresas privadas.

En su haber bibliográfico se encuentran títulos de poesía, ensayo y cuento, los cuales detallo a continuación por género. Poesía: El Cristal de la melancolía, La piel del agua, Frente a dos espejos, Noctilucente, Quintaesencia, Páginas del tiempo, Solea’, Musitar a un laurel, Antología de nocturnos, Antología de la lluvia, Haikus Veganos, Que el verde sea azul, El final de las palabras, Sed de augurio, Un ciego en el jardín, Fragmento Infinito, Monedas de luz, El perfume de existir, El azar de los eclipses, Álbum de sombras, Antología de poetas veganos, Abismo de mar, Coins of light, The fragrance of existing y La mitad de mis sombras. Ensayos: Ensayos literarios, Prólogos y La gran estafa del siglo XXI. Cuentos: En olas de una hamaca. Este incansable escritor tiene en proceso de publicación otras obras inéditas.

William Acevedo Fernández ha participado como conferencista en el programa semanal de la Fundación Vegana para la Cultura exponiendo sobre la trayectoria, vida y obra de Manuel del Cabral, Bruno Rosario Candelier y Freddy Gatón Arce, de la cual es miembro fundador, además del Taller Literario Letras Veganas y del Movimiento Interiorista Ateneo Insular. Ha colaborado con la publicación en Amazon de más de cuarenta obras literarias de distintos autores residentes en República Dominicana y Estados Unidos de América.

La trayectoria, obra y vida de William Acevedo Fernández ha sido merecedora de importantes reconocimientos, entre los que podemos mencionar los otorgados por la Academia Dominicana de la Lengua y por la Fundación Manuel del Cabral.

El escritor Miguel Solano considera que William Acevedo Fernández es un consagrado poeta vegano que ya lleva muchísimos poemarios publicados. En un pasado encuentro celebrado en Jarabacoa, el Movimiento Interiorista, fundado y dirigido por don Bruno Rosario Candelier, le dedicó gran parte de su agenda a la dimensión estética que este autor logra con esa belleza que ilumina.

La poeta literaria Mercedes Morales estima que la línea poética de William Acevedo Fernández se sostiene en la sencilla realidad, pero, en cada palabra existe el más sólido conocimiento del secreto arte de versar. El significado oculto del orden de las palabras supera en su envoltura la forma de lo expuesto; así, cada poema, entra al ánimo del lector por la simplicidad tentadora del instinto que se bifurca y reencuentra bajo los dominios del saber. Este autor, con sus poemas, nos guía por los caminos de la forma y del estilo hasta alcanzar el mayor rigor poético secuencial, volcándonos a un ruedo interno de indagaciones infinitas.

El teólogo Luis Quezada sostiene que William Acevedo Fernández es quien, a pesar de ser un autor prolífico, no se repite en sus publicaciones. Por lo general, un autor tiende a repetirse en sus obras; sin embargo, no es el caso de este escritor que en cada libro que publica es único, diferente e irrepetible en su producción literaria.

La crítica literaria Miguelina Medina asegura que William Acevedo Fernández ha podido ver esos detalles delicados producto de sus contemplaciones profundas, yéndose en pequeños y largos raptos con las cosas, para mimarlas íntimamente y en amor impregnarse de sus bellezas.

Finalmente, el escritor y director de la Academia Dominicana de la lengua Bruno Rosario Candelier aclara que la creación poética de William Acevedo Fernández le otorga a su autor un sitial privilegiado en el Movimiento Interiorista y un sillón en el Parnaso de las letras dominicanas. Lírica de profundas vivencias interiores, y también cauce de singulares imágenes con sentidos sutiles.

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS DOMINICANAS con un poema de William Acevedo Fernández:

IRISES

En una alfombra de perfume cruzan instantes,

dilatan los irises del pasado,

arenas de remembranzas,

fulgores de burbujas

en el vaivén del orbe.

Iridiscente la casa en la playa

humedece el temor al presente,

ralentiza la alerta del faro

con el feroz augurio

del océano solitario,

a tres saltos profundos

vuela una gaviota.

Por Ramón Saba

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar