Wilders protagoniza otra polémica xenófoba en Holanda mientras cae en sondeos

Por El Nuevo Diario Miércoles 1 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, HOLANDA líder de la ultraderecha holandesa, Geert Wilders, volvió hoy a protagonizar un rifirrafe xenófobo con un diputado de origen turco, mientras continúa sin aparecer en actos públicos por motivos de seguridad y ve cómo su partido pierde ventaja en las encuesta a dos semanas de las elecciones generales.

A través de su cuenta en la red social Twitter, donde Wilders sigue activo, el líder del xenófobo y antimusulmán Partido de la Libertad (PVV) pidió al diputado holandés de origen turco Tunahan Kuzu que abandone el país "y no vuelva nunca", a lo que el aludido le respondió hoy que su programa político recuerda a "la historia de los años 30", al pedir "el cierre de las mezquitas".

"Esta es nuestra tierra señor Kuzu, no su tierra. Turquía es su tierra. Váyase rápido y no vuelva nunca", escribió Wilders en un tuit con un enlace a unas declaraciones del diputado en las que le comparaba con Adolf Hitler.

En un encuentro con la cadena pública NOS, Kuzu se reafirmó hoy en sus palabras, justificando que había hecho "un paralelismo" entre el programa político de Wilders, que pide cerrar mezquitas y prohibir el Corán, con el del líder nazi de los años 30, que exigía "prohibir la Torá (libro sagrado judío) y cerrar las sinagogas", aseguró.

Este parlamentario nacido en Turquía era miembro del PvdA (Partido del Trabajo) hasta noviembre de 2014, cuando fue expulsado junto a otro diputado, Selçuk Öztürk, por discrepancias con la dirección durante un debate sobre las políticas de integración de los inmigrantes.

Los dos continuaron como miembros de la Cámara baja al formar un grupo parlamentario propio, externo al PvdA, y han constituido un nuevo partido para las elecciones, Denk (Piensa), que dice defender los derechos de los inmigrantes y al que los sondeos le pronostican dos escaños.

Mientras Wilders continúa su retórica a través de Twitter tras cancelar provisionalmente por razones de seguridad sus actos de campaña, a raíz de la detención de un agente de su equipo, sospechoso de filtrar información confidencial a criminales holandeses-marroquíes, su partido observa cómo las encuestas detectan una tendencia negativa en la intención de voto.

Los sondeos, que desde hace meses situaban al PVV con una holgada ventaja, apuntan ahora a que esta se está reduciendo o incluso que se ha perdido la primera posición, según algunas encuestas.

Un estudio hecho por NOS, que recoge una media de seis importantes encuestadoras, concluye que el VVD del actual primer ministro, el liberal Mark Rutte, conseguiría hoy 25 escaños, uno por encima del PVV.

El tercer puesto se lo disputarían los democristianos (CDA, 18 escaños), los liberales de izquierda (D66, 17) y los Verdes de Izquierda (Groenlinks, 17).

Esta última formación ha reclamado en un acto de campaña que el Gobierno de coalición que salga tras las elecciones del 15 de marzo sea paritario.

"En el próximo gabinete la mitad de los ministros deben ser mujeres. Es tiempo de cambio", manifestó su líder, Jesse Klaver, en su cuenta de Twitter.

En el gabinete de coalición saliente, cuyas carteras se las repartían miembros del VVD y del socialdemócrata PvdA, había siete ministros y cinco ministras.

Por otro lado el partido 50PLUS, que defiende los derechos de los jubilados y las personas mayores, ha visto cómo su intención de voto se ha desplomado en los sondeos.

Su líder, Henk Krol, ha reconocido que su propuesta estrella de recuperar la edad de jubilación a los 65 años -frente a los 67 a los que se llegará en 2021, según la norma que establece un incremento gradual al respecto- solo sería posible si se desligaran las pensiones de los aumentos anuales vinculados a los salarios, lo que podría suponer una pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas.

Krol fue desautorizado por la dirección del partido y, según la prensa local, han reducido el número de actos en los que el líder de 50PLUS intervendrá de aquí a las elecciones.

La campaña electoral holandesa se desarrolla de momento sin grandes sorpresas y con la ausencia de Wilders, tras su decisión la semana pasada de suspender todos sus actos.

De acuerdo con otro sondeo de la publicación "Kantar Public", la participación en los comicios será alta, cercana al 74,6 % alcanzado en 2012, y aún hay posibilidades de que se produzcan movimientos electorales importantes debido al gran número de indecisos.

Solo un 30 % de los votantes ha dicho que está "seguro" sobre a qué partido votará el 15 de marzo, asegura ese medio.