Vivir en Semana Santa y siempre

Por El Nuevo Diario lunes 17 de abril, 2017

El dulce camino a la mayoridad suele presentarse en forma sutil, suave como navaja de afeitar, pero cortante como espada de doble filo.

Es así como despiertas, y, te entretienes con dos cosas: un carrusel en la cuna con una musiquita que sale en todas las películas americana, mientras el carrusel como sin fin da vueltas y vueltas, y tu vista no para de mirar a un lado y a otro, hasta ves el rostro hermoso, el único que conoces hasta el momento; la mujer que trajo al mundo.

Gateas, caminas, y de repente te ves al espejo con siete años, quieres respuestas sobre todo, y sobre todos. Tus padres no siempre las pueden responder, ni los tìos, ni los primos. ¡ Es un problema serio!

La vida se vive en momentos, en ciclos, en pocos años, cree que ya has acumulado conocimientos, pero adoleces de todo, exploras, conoces un poco del mundo y hasta de tu cuerpo, que a ratos, parece ajeno, como si fuera de otra persona.

No te gusta mucho escuchar, ni a tus padres, ni en el colegio o la escuela; talvez hay que llevarte a puros empellones como el caso de Jacobo.

Ves a una chica, y te parece la más linda del mundo, ves otra aùn te parece más hermosa, como si de repente todas las flores se hubieran aposentado en su rostro.

Cree que lo sabes todo, pero entonces sin estudiar a los sabios llegas a la conclusión del sabio Sòcrates, “ yo sòlo sè, que no sè nada”.

Con altas y bajas, andanzas, bailas con chicas que bailan bien, con otras que bailan bueno; terminas la secundaria, te casas, tienes dos hijos. Viene el tiempo en que te cuestionas, y las decisiones que tomaste.

No has ido a la guerra, pero de repente te persiguen equipos de fuerzas especiales, como si fuera con un ametralladora, son los tà, cuarenta, cin -cuen -ta. Y como no hay cuenta sigue la vida, pero se para el conteo.

Comienzas a ver en una visión cómo vienen los tiempos, piensas que, posiblemente te quedan menos años en la tierra que los años que has vivido, y de repente el celular suena a las 5:00 a.m. hora de trabajar.

 

Comenta