(VIDEO) Regidora denuncia ADN pone intereses particulares por encima de los intereses de la ciudad

Por Marolin Castillo martes 6 de abril, 2021

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La regidora por el Distrito Nacional, Nerys Martínez denunció este lunes que el proyecto por el cual se demolió la casa victoriana del sector Gazcue, la cual fue declarada patrimonio cultural, no fue conocido por el Consejo de Regidores, y señaló que la Alcaldía está dando prioridad a intereses particulares por encima de los intereses de la ciudad.

“El caso no es oponerse por oponerse, es que yo entiendo que los intereses de la ciudad están por encima de cualquier interés personal y aquí está Alcaldía le está dando prioridad a los intereses personales y grupales”, expresó Martínez.

Martínez emitió sus comentarios durante una entrevista realizada por los comunicadores Mariano Abreu, Dugueslin Santana y Edward Ramírez, en el programa Enfrentados, el cual se transmite en la plataforma digital de El Nuevo Diario TV.

(Ver comentarios a partir del minuto 40:00).

Declaró que debe haber consecuencias para los responsables de la demolición, porque no se sabe cómo consiguieron los permisos para demoler la casa para la construcción de parqueos, la cual tenía un aviso del ayuntamiento de no demolición.

Indicó que el Ayuntamiento y la Dirección Nacional de Patrimonio Monumental (DNPM), eran responsables de intervenir, por lo que invitó a la alcaldesa Carolina Mejía y al director de Planeamiento Urbano, Mario Banex Suazo, a explicar por qué han permitido que esto sucediera.

“Tanto Carolina Mejía como Mario Banex Suazo, director de Planeamiento Urbano deben convocar una rueda de prensa para explicar a los ciudadanos del Distrito Nacional, por respeto, por qué han permitido esto, por qué han permitido la demolición de un patrimonio mundial de la humanidad cuando eso no ha sido aprobado por el Consejo de Regidores” agregó.

En otro orden, Martínez indicó que no es el mejor momento para realizar el proyecto del par vial de las avenidas Winston Churchill y Abraham Lincoln, además de resaltar que se presentó una ordenanza que no contenía los términos de negociación y es “algo preocupante, porque esas rutas son garantía de un préstamo realizado en el año 2002”.

“En el año 2002 la administración del presidente Hipólito Mejía hizo lo mismo con 450 autobuses que se le entregaron a Fenatrano, con los cuales se hizo un préstamo de 16.5 millones de dólares cuya garantía eran las rutas, Fenatrano solo pagó $2 millones de dólares y a la ciudad de Santo Domingo le ha tocado pagar $14 millones de dólares”, aseguró.

Agregó que antes de realizar el proyecto del par vial el Ayuntamiento del Distrito Nacional debe explicar a la ciudadanía el estatus de ese préstamo.