(VIDEO) Mujer de Villa Riva diagnosticada con coronavirus: “Yo no tengo nada”

Por El Nuevo Diario miércoles 11 de marzo, 2020

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-  Oraida Herrera Díaz confirmada por Salud Pública como una de las infectadas con el coronavirus en el país, negó desesperadamente, en momentos en que era trasladada de su residencia en Villa Riva (San Francisco de Macorís) al hospital Ramón de Lara,  que estuviera afectada por la enfermedad.

“Yo no tengo nada, esa gente (autoridades) van a decir que yo tengo algo, pero yo no tengo nada”,  gritó la mujer de 56 años de edad, entre llanto y súplicas la mujer  en una entrevista telefónica con un comunicador de San Francisco de Macorís.

“(Las autoridades) me llevaron descalza, encuera, sin coger ropa ni nada”, se quejó Herrera Díaz.  “Le abrí la puerta porque yo no tenía nada, porque yo estoy segura que no estoy enferma, no tengo eso. Me quieren hacer una maldad, porque no me quedé callada con la prensa”, alegó.

De acuerdo a las informaciones suministradas por el ministro de Salud Pública, la mujer vive sola desde hace más de 26 años en la referida localidad y al ser cuestionada sobre su familia, la señora manifestó que su hijo, residente en Estados Unidos, vendrá al país debido a su situación.

Anoche, las autoridades sanitarias y un contingente militar la trasladaron  a la paciente infectada desde Villa Riva, donde se encontraba supuestamente aislada en su hogar, hacia Santo Domingo.

“La señora no tiene una sintomatología que induzca a la hospitalización”, aseguró Sánchez Cárdenas el pasado domingo  explicando que ningún país, ni los más pudientes del mundo, tienen forma de aislar a tantas personas.

Sin embargo, ese mismo día empezó a  circular un video de la cadena Telenord, donde se mostraba  a la infectada dando declaraciones a un periodista sin ningún tipo de protección, y donde incluso contó cómo salió al colmado del barrio, puesto que “tenía que comprar una tarjeta de recarga móvil”.

Herrera Díaz  llegó al país el 26 de febrero proveniente de Italia en un vuelo de la aerolínea Iberia, y, según ella, no se le puso ningún impedimento de entrada en el aeropuerto.

La mujer está casada con un nacional de ese país europeo, que, aunque no viajó a República Dominicana con ella, también presentó síntomas de COVID-19 mientras estaba junto a él.

Anuncios