(VIDEO) Mujer blanca llama a la policía porque delivery negro de UPS está en su vecindario y la asusta

Por El Nuevo Diario viernes 29 de noviembre, 2019

EL NUEVO DIARIO, INTERNACIONAL.- Una mujer blanca llamó a la policía porque dijo sentirse nerviosa cuando un delivery afroamericano de la empresa UPS estaba entregando paquetes en su vecindario, hecho ocurrido en un barrio de Atlanta, en Georgia.

La mujer, que no fue identificada, fue filmada en video por el empleado que se mostró sorprendido por las acusaciones que hacía en su contra la mujer mientras el laboraba.

El repartidor fue identificado como Nedrick Peters II, quien trabaja como repartidor de artículos postales y filmó a la mujer con su celular.

Peters posteó el video en su cuenta de Instagram en el cual se escucha decir lo siguiente:

“Voy a necesitar la información de alguien para que te controle, porque no entiendo por qué estás caminando por este vecindario con un montón de paquetes”, dice la mujer, al comienzo del video.

Tras escuchar lo que dice la mujer, el empleado de UPS le dice a la mujer que no lo está molestando y esta riposta diciéndole lo siguiente:

“Quiero quejarme ante UPS de que pareces muy sospechoso y me pones nervioso”.

Peters luego procede a girar la cámara y mostrar lo que parece ser una chaqueta emitida por la compañía con el emblema oficial adjunto.

Más tarde, Peters también muestra su carro de trabajo llevando una pila de paquetes para ser entregados.

En un momento, la mujer se retira a su casa, pero reaparece para supuestamente tomar fotos del hombre y grabarlo.

En otro clip, la mujer dice que llamó a la policía cuando un segundo trabajador de UPS entra en escena y comienza a hablar con la mujer.

No está claro qué ocurre después de que termina el video.

Desde su publicación inicial, el video se compartió en Twitter y rápidamente se volvió viral.

El video fue compartido por el grupo de medios Black With No Chaser el 26 de noviembre y ha recibido más de 4.2 millones de visitas.

Los usuarios en las redes sociales están indignados por el incidente.

 

 

Anuncios