(VIDEO) Madre de trabajadora sexual asesinada por cliente asegura justicia juega al cansancio

Por Melisa Gomez miércoles 28 de septiembre, 2022

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Laura Arias, madre de la trabajadora sexual presuntamente asesinada por Dickson José Rivas García, aseguró este miércoles que la justicia juega al cansancio debido a que no se ha podido iniciar el juicio preliminar y se ha aplazado porque al imputado no lo trasladan desde la cárcel de Najayo, donde guarda prisión preventiva.

“Espero que lo traigan, estamos desde el 5 de julio que le ratificaron la prisión preventiva, están como si estuvieran jugando al cansancio y nosotros no nos vamos a rendir, yo quiero justicia por mi hija”, manifestó la madre, quien tiene dos nietos de su malograda hija a su cuidado.

Asimismo dijo que los niños de la occisa, de 21 años de edad, están preguntando por su madre, y aseguró que el victimario no tenía derecho a quitarle la vida, por eso pide que le caiga todo el peso de la ley.

Su abogada, María de Los Santos, explicó que el Quinto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, aplazó para el 13 de octubre el inicio del juicio preliminar, porque el acusado de enterrarle un cuchillo en el rostro a la fallecida, no fue trasladado y cambió de abogado.

“La audiencia preliminar está fijada para ese día, donde se van a debatir las pruebas. La han aplazado varias veces, porque al imputado no lo trasladaban o su defensa no venía, pero hoy subió una nueva defensa privada, esperamos que el 13 de octubre se conozca porque ha pasado mucho tiempo”, explicó.

Añadió que la familia de Génesis necesita justicia, puesto que dejó en la orfandad a dos menores de edad y ella era el sustento de sus vástagos y han quedado desamparados.

El crimen, la sangre

El crimen ocurrió el pasado 27 de mayo en un apartamento ubicado por el malecón de Santo Domingo, cuando el imputado abordó a dos trabajadoras sexuales de la zona, ofreciéndoles sumas jugosas y se las llevó a su casa.

Tras el encartado obtener sus servicios sexuales, alegó que sus cuentas bancarias estaban bloqueadas y por tal razón, no podía llevarlas a un hotel.

Después de pasar cuatro horas, el victimario aprovechó que una de las mujeres entró al baño y le propinó puñaladas en el rostro a Jiménez.

Mientras que la segunda víctima, de quien se reserva el nombre, al percatarse de la situación cuando se encontraba en el baño, le puso seguro y el hombre intentó forzar la cerradura, pero la mujer empezó a vociferar y se defendió con el espejo del baño.

Finalmente, los vecinos llamaron al Sistema Nacional de Emergencias 9-1-1, luego el homicida quería huir de la escena y lo retuvieron, siendo acusado y enviado luego a prisión preventiva.-

Comenta