(VIDEO) Influencer vende “pedos” al hospital por exceso de gases; confunde síntomas con un ataque cardiaco

Por El Nuevo Diario domingo 9 de enero, 2022

EL NUEVO DIARIO, REDACCION DIGITAL. – De la lucha del ser humano contra sus límites han surgido los deportes. Sobre todo, los agonísticos, los de tratar de extraer el máximo rendimiento del físico: atletismo, natación, etc. Luego, otras actividades suponen también forzar el organismo. Ahí están los concursos de comer perritos calientes, de beber cerveza.

También quizá quepa incluir en este grupo a Stepanka Matto. La joven que se hizo famosa (volvamos a Andy Warhol: todo el mundo podrá ser famoso durante 15 minutos), por su modelo de emprendimiento: vender sus ventosidades, cuescos o flatulencias (vulgo pedos), artística y pulcramente envasados en frascos de cristal. Y no es cosa de risa. Recuerden que el artista Piero Manzoni enlataba y vendía sus propios excrementos y por algunas latas se han pagado 275.000 euros.

Se calcula que Stepanka ha ganado con sus ventosidades unos 50.000 dólares a la semana. Es decir, que igual sí es de risa, pero ella ríe la última.

Stepanka Matto: su dieta para producir pedos

Pero claro: esto supone un desgaste. Existen modalidades para producir gases intestinales como la ingestión de legumbres o verduras, por ejemplo. Ella ha dicho ya que forman parte de su dieta, pero que además consume huevos duros o yogures.

Por un lado, es una dieta sana, pero quizá la necesidad de conseguir una cantidad suficiente de producto le haya llevado, tristemente, a algún desequilibrio.

Porque el hecho es que ha debido ser hospitalizada… precisamente por exceso de gases. Evidentemente, la ‘influencer’ y veterana de ‘realities’ ‘retransmitió’ sus molestias.

Como quizá no supiera que los síntomas del exceso de gases pueden en ocasiones ser confundidos con problemas cardiacos, fue a Urgencias temiendo esto. Es sí, no les dio a los médicos pormenores sobre su negocio, pero sí sobre su dieta.

El equipo médico identificó el problema gaseoso y le recomendó un cambio de dieta y un medicamento supresor de gases: malo para el negocio, pero quién sabe: Igual ahora sus frascos, si produce menos, se cotizan más.

Y lo de siempre: la avaricia rompe el saco, o hace sufrir el intestino y el diafragma..

 

FUENTE: Marca.com

 

Apple Store Google Play
Continuar