(VIDEO) ‘Hater’: El lado oscuro de las redes sociales

Por Yasser Medina jueves 14 de enero, 2021

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Hace unos meses atrás, cuando escribía mi comentario de la película polaca ‘Corpus Christi’, mencionaba que su director, Jan Komasa, se podría considerar como una de las nuevas caras del cine polaco contemporáneo.

Creo que no me equivocaba al decirlo. A mi parecer es un director que tiene una manera bastante peculiar de contar historias, con una estética fascinante, en unas películas que retratan la hipocresía y la degradación sociopolítica de la actualidad.

Sus personajes a menudo son unos jóvenes derrotistas, manipuladores e inadaptados sociales que buscan desesperadamente una identidad para encajar en un círculo social determinado, motivados por una exclusión que modifica lo que ellos conocen como moralidad y que los somete a un aparato calculado de brutalidad.

‘Hater’, la nueva película de Komasa me obliga a ratificar su destreza como director de cine y también la capacidad que tiene para abordar temas polémicos de la contemporaneidad sin apartarse en ningún momento de ese estilismo provocativo. Actualmente se exhibe en Netflix.

No tenía la intención de escribir un texto sobre ella, pero la impresión que me ha causado me ha obligado a hacerlo. Se trata, a mi juicio, de uno de los thrillers más provocadores del año. Lo que proyecta, con ese ingenioso guion de Mateusz Pacewicz, me deja pensando durante varias horas cuando recurre a la figura de un sociópata para presentar una observación social bien afilada sobre la identidad digital, los efectos corrosivos de las fake news como armas de propaganda política y la sociopatía en redes sociales que promueve el discurso de odio.

Esto lo observo de inmediato cuando veo al protagonista, Tomasz Giemza (Maciej Musiałowski), un joven que es expulsado de la Facultad de Derecho de la universidad de Varsovia tras plagiar un ensayo por Internet. Es un chico elegante, ambicioso, con una desenvoltura verbal voluble y artificiosa y un rostro que lo acerca más bien al de un vampiro desilusionado.

Para olvidar el incidente, visita a la familia burguesa encabezada por Robert (Jacek Koman) y Zofia Krasucki (Danuta Stenka), de quienes recibe una ayuda estudiantil mensual y también espía anónimamente para saberlo todo acerca de su hija Gabi (Vanessa Aleksander), la muchacha que le gusta y que aparentemente lo ignora. Su única motivación es relacionarse con Gabi. El problema es que la interacción en las redes sociales lo ha vuelto insensible, incapaz de manifestar sus emociones.

Aprovechando su trabajo en una agencia de mercadeo encargada de realizar campañas de desprestigio por redes sociales, pone en marcha un plan para manipular a la familia y quedarse con la chica.

A través del personaje principal, se presenta una sociedad en la que casi todos dependen de la clandestinidad de las redes sociales para dominar, engañar y ejecutar acciones inicuas que se alejan de cualquier espectro ético y moral. Un espejo de lo que pasa hoy en día, donde se modela palpablemente la dependencia de los usuarios que se vuelven adictos a sacarse selfies como unos tontos o a chatear trivialidades en WhatsApp como si fuera una droga.

El tratado le sirve a Komasa para elaborar una crítica social demoledora sobre el impacto de los medios digitales para despojar la identidad de los usuarios y la influencia oscura que ejerce la difusión de noticias falsas de las redes sociales para desestabilizar corrientes políticas y manipular psicológicamente a los seguidores que navegan a través de un mar de opiniones sesgadas y de incitación de violencia.

Todo lo que veo me parece inquietante desde el principio hasta el insólito final en el que la antipatía se transforma en una fuente de falso heroísmo. Aunque los tópicos que plantea son tratados con cierta ligereza, lo que hay por detrás es estremecedor cuando presenta los lados más oscuros de las redes sociales.

Lo consigue con una puesta en escena sutil, la música maravillosa y un antihéroe estupendamente interpretado por Maciej Musiałowski. Su resolución redonda me deja sorprendido. Creo que es una de las mejores películas que he visto del director polaco.

Ficha técnica
Año: 2020
Duración: 2 hr 15 min
País: Polonia
Director: Jan Komasa
Guión: Mateusz Pacewicz
Música: Michal Jacaszek
Fotografía: Radosław Ładczuk
Reparto: Maciej Musialowski, Vanessa Aleksander, Danuta Stenka
Calificación: 8/10