(VIDEO) Directora de ONAMET favorece iniciativa de construir reservorios para aprovechar agua lluvia

Por Marolin Castillo martes 15 de junio, 2021

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La directora de la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET), Gloria Ceballos, favoreció este martes la iniciativa que ha reiterado en distintas ocasiones el periódico el Nuevo Diario en sus editoriales sobre la construcción de reservorios para captar el agua lluvia en el territorio dominicano, para así aprovechar el preciado recurso que es fundamental para la vida.

“En ocasiones vienen esos aguaceros fuertes y sin embargo esa agua se desperdicia, y luego vienen los periodos de sequía en la que hace falta. Tenemos que seguir creando conciencia en la población de que el agua es un recurso finito, en el futuro, que yo digo ya estamos viviendo en él, las guerra van a ser por el agua”, expresó.

Ceballos emitió sus comentarios durante una entrevista realizada por los periodistas Luis Brito, Enrique Mota y Rafael Zapata, en el programa El Nuevo Diario AM, el cual se transmite en la plataforma digital de El Nuevo Diario TV.

(Ver entrevista a partir del minuto 57:27).

En ese sentido, consideró que la construcción de sistemas para captar el agua lluvia es fundamental para no desaprovechar la pluviometría generada por fenómenos meteorológicos como los ciclones tropicales, que cuando llegan provocan inundaciones de las presas.

“Esa agua se desperdicia porque llenan los embalses y luego lo que provocan es inundaciones de las presas, y no podemos aprovechar para cuando vienen los periodos de sequía”, reiteró.

También, Ceballos saludó la presentación del Compromiso Nacional para el Pacto por el Agua (2021-2036) que encabezó ayer el presidente Luis Abinader, un amplio plan con el que se busca la sustentabilidad y seguridad hídrica de los habitantes del territorio nacional.

“Saludamos el Pacto por el Agua que se comenzó a generar a partir de ayer, y que va a ser motivo de discusiones y de estudios para ya llegar a una conclusión definitiva, porque el aprovechamiento del agua es fundamental”, agregó.

Temporada ciclónica

En otro orden, Ceballos indicó que la temporada ciclónica será más activa de lo normal,  porque según dijo las proyecciones apuntan a la formación de 18 tormentas nombradas cuando habitualmente se esperan alrededor de 14.

“De esas tormentas ochos pueden alcanzar la categoría de huracán y cuatro pueden ser huracanes intensos, o sea, categoría tres, cuatro o cinco en la escala Saffir–Simpson”, expuso.

En ese sentido, indicó que ayer lunes a las 11:00 de la noche se formó la tormenta Bill, la segunda de la temporada ciclónica 2021, lo que “indica que unas 16 tormentas se podrían formar en lo que resta de la temporada” de seguir comportamiento que se ha proyectado.

Dijo que las perturbaciones atmosféricas que se han formado se deben a que las aguas del océano están por encima de lo que es la temperatura promedio, la cual se encuentra incluso sobre los 29 grados centígrados cerca de la costa Oeste de África.

“Ese ingrediente es el combustible que permite que esas perturbaciones atmosféricas alcancen la categoría de ciclón tropical”, agregó.

Explicó que a medida que las aguas cálidas se van desplazando por el océano, si no encuentran vientos que impidan que se intensifiquen, pueden alcanzar la categoría de tormenta tropical y su sus vientos llegan a superar los 118 Km/h, los cuales entonces se consideran huracán.

“En el caso de esta tormenta Bill, que se formó anoche lunes, los vientos no son favorables como para que continúe intensificandose a huracán, se habla que es una tormenta de vida corta”, destacó.

Fenómenos La Niña y El Niño

La directora de Onamet recordó que los fenómenos globales de La Niña y El Niño influyen para que una temporada ciclónica sea más o menos activa, y en tal sentido, indicó que el año pasado se formaron 30 ciclones tropicales nombrados durante el fenómeno de La Niña, y fue conocida como la temporada ciclónica más activa de la que se tiene registro.

“Cuando tenemos el fenómeno de La niña las aguas del Pacífico se enfrían y entonces se calienta el Atlántico y eso fue lo que ocurrió el año pasado”, señaló.

Dijo que este año donde no se tiene ninguno de los dos fenómenos pero si se tienen las aguas del Atlántico más cálidas de lo normal para la época.

“Es por esto por lo que se espera que la temporada ciclónica pueda ser ligeramente más activa de lo normal”, acotó.

Nombres de las tormentas

Ceballos también resaltó que este año se eliminó durante una reunión del Comité de Huracanes, celebrada el pasado marzo, el sistema de nombrar estos fenómenos con el alfabeto griego, porque los meteorólogos se dieron cuenta el año pasado que los nombres de los ciclones generaron confusión en los pobladores de países de Centroamérica.

“Ya este año se eliminó el alfabeto griego y se creó un listado alternativo que se va a usar siempre en todas las temporadas ciclónicas, para que en caso de que se agote el listado se pueda usar un nombre de esos”, informó.

Al recibir la pregunta de cuáles parámetros se utilizan para asignar los nombres a las tormentas, explicó que el listado de nombres viene preestablecido por la Organización Meteorológica Mundial y la lista se va repitiendo durante seis años.

En ese sentido, señaló que el listado actual que tiene 21 nombres de tormentas, incluye denominaciones latinas porque existe un acuerdo para que haya nombres en inglés, español y francés.

“¿Por qué?, porque aquí en el área del Atlántico Norte esos son los idiomas que más se hablan, fíjate que el primero fue Ana, ahora fue Bill, entonces eso va en esa sucesión y también tiene que ver con que si el primer nombre es masculino, el siguiente es femenino”, expuso.